» Acceso proveedores » Acceso trabajadores » Canales de denuncia » Transparencia activa

Prevención y tecnología de punta en la mantención de trenes

La Superintendencia de Transporte y Chancado de la División El Teniente cuenta con dos vehículos equipados para recorrer la línea del ferrocarril Teniente 8 y efectuar revisiones preventivas, fundamentales para evitar incidentes que afecten la continuidad operacional.

Martes 11 de julio de 2017
COMPARTIR
  • Linkedin
  • Facebook
  • Twitter
Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir

 

Imagen foto_00000001
El Sperry puede detectar fisuras y posibles quebraduras, para hacer un mantenimiento proactivo y evitar eventuales desrielos.


Un camión y una camioneta que pueden circular por cualquier ruta, pero que además están equipados para desplazarse por la vía férrea, han posibilitado que el Ferrocarril Teniente 8 muestre positivos indicadores en cuanto a disponibilidad de la línea, activo estratégico para la División.

Uno de ellos es el Sperry, vehículo de grandes dimensiones que cuenta con una jaula de inspección ultrasónica que "escanea" la línea y puede detectar fisuras y posibles quebraduras, para hacer un mantenimiento proactivo y evitar eventuales desrielos.

Gracias al equipo encargado de su funcionamiento, el camión realiza tres mediciones semanales al túnel principal -de 7 kilómetros de extensión- sin intervenir el tráfico de los trenes metaleros, lo que es un incremento considerable respecto de lo que ocurría hace un par de años, cuando se hacía un recorrido cada tres semanas.

"Antes teníamos una vulnerabilidad importante. Hoy las mediciones son periódicas y eso nos ha llevado a que las quebraduras no sean una preocupación y así nos centramos en las fisuras, que podemos atacar de distintas formas", destaca Claudio Soto, jefe de proceso Mantención Vías FFCC Teniente 8.

Los cuatro trabajadores que operan el vehículo y sus componentes adaptaron su horario de ingreso para realizar las inspecciones a primera hora de la jornada y, con ello, asegurar una revisión periódica de la vía.

"Gracias a la voluntad de los muchachos logramos sacar ese paradigma de que el Sperry sólo podía trabajar en ventanas. Tenemos continuidad operacional sin intervenir tráfico, sin perder tiempo de acarreo, con la medición de un punto crítico para El Teniente como el túnel principal tres veces por semana", comentó Claudio Soto.

Al Sperry también se le hicieron mejoras como la inclusión de un equipo de oxicorte y el transporte de rieles de 1,20 metros de longitud que posibilitan que sus operadores y operarios puedan reemplazar un área de la vía que muestre fisuras. Así, de manera autónoma puede detectar, informar y reparar.

"Hay un aporte importante del área de mantenimiento que permite que el equipo esté siempre disponible. Y es también nuestra 'ambulancia' ya que ante cualquier problema en la vía podemos ir y atacarlo. Sirve para emergencias, lo hemos ocupado para contingencias en superficie, interior mina, inspecciones de distintos tipos", resume el jefe de proceso Mantención Vías.

Los aportes del Sperry

• En seis años de funcionamiento se han detectado y corregido 590 quebraduras.
• Desde que está operando no se han registrado desrielos.
• En lo que va de 2017 ha detectado 5 fisuras y ninguna quebradura en el túnel principal.
• Según la planificación inicial, tenía una meta de 2 horas efectivas de trabajo y 1,5 kilómetros por turno. Hoy cuenta con casi 6 horas de efectividad de trabajo y abarca 7 kilómetros de medición tres veces a la semana.

La importancia de la geometría

El otro equipo es la camioneta EIGV (Equipo Inspección Geometría Vía), cuya función es medir que la línea férrea no se deforme o presente alguna inestabilidad, especialmente en lo que respecta a la trocha (ancho) y al peralte (levantamiento en las curvas).

Además se le implementó un kit de soldadura aluminotérmica que permite eliminar las eclisas, que son los espacios que quedan entre dos rieles y hacen que las ruedas del tren golpeteen y puedan verse afectadas.

"En toda vía de alto tonelaje la geometría es primordial para evitar desrielos o quebradura de barras, y éste es uno de los equipos clave de la Superintendencia porque nos indica cuáles son los sectores críticos. Con eso podemos hacer nuestro plan de trabajo para atacar los distintos puntos", señaló Claudio Soto, jefe de proceso Mantención Vías FFCC Teniente 8.

"El túnel es el sector más crítico de nuestro proceso, ya que por ahí sale el 100% del material proveniente de la mina subterránea. Llevamos más de un año con una disponibilidad promedio sobre 93%, tuvimos buenos resultados en 2016 y buscamos ir por más en este 2017", resalta Juan Pincheira, superintendente Transporte y Chancado, de la Gerencia de Minas.

El equipo que se la juega

Rodrigo Cabezas, operador Sperry Teniente 8: "El equipo se mueve desde la punta de buzones hasta el último kilómetro de la vía y debemos realizar un trabajo eficaz y rápido. Contamos con las capacitaciones y con el empuje para sacarle un buen rendimiento, gracias al trabajo conjunto y al buen entendimiento como grupo, y esperamos mantener los buenos resultados y buscar nuevas mejoras".

Juan Machuca, operario Sperry Teniente 8: "La evaluación del equipo es positiva y los números así lo demuestran. La productividad del nivel no se ha visto afectada, el rendimiento del Sperry aumentó el doble y nosotros como grupo hemos mostrado el compromiso para cambiar nuestros horarios y así contribuir con la empresa. Siempre hay espacio para seguir mejorando y hacia allá apuntamos".

Francisco Parra, operario Sperry Teniente 8: "Desde que llegó el camión nunca más tuvimos un desrielo grande y contar con casi 600 quebraduras detectadas habla del buen trabajo que se está haciendo. Tenemos la disposición de mejorar y lograr que esto funcione. Mostramos una comunión que nos ha llevado a estos resultados".

Jorge Duque, operador EIGV plataforma Teniente 8: "Hemos tenido buenos resultados, los tiempos mejoran porque antes para inspeccionar de forma visual demoraba más y era difícil. Con el equipo se han atacado sectores importantes de la vía y en forma más rápida. Y además nos sirve de apoyo para trasladar herramientas y llegar antes a un lugar afectado".

Pedro Cerda, operador EIGV mina: "El fin de esa camioneta no era para soldadura pero le buscamos ese funcionamiento ya que tiene acceso a las vías. Su principal aporte es evitar las eclisas, al permitirnos soldar dos rieles y con ello evitar que golpetee la rueda. Como estándar la idea es no tener eclisas en el túnel principal, con todos los rieles soldados".