» Acceso proveedores » Acceso trabajadores » Canales de denuncia » Transparencia activa

División Gabriela Mistral

División Gabriela Mistral está ubicada en la Región de Antofagasta, comuna de Sierra Gorda, a 120 kilómetros al suroeste de Calama y una altura de 2.660 metros sobre el nivel del mar. Cuenta con un 100 % de operación autónoma en camiones de extracción, 20% de su dotación es femenina y el 10% pertenece a pueblos originarios.

COMPARTIR
  • Linkedin
  • Facebook
  • Twitter
Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir
Nosotros

División Gabriela Mistral opera el yacimiento del mismo nombre, situado en la región de Antofagasta, comuna de Sierra Gorda, a 120 km al suroeste de Calama y a una altura de 2.660 metros sobre el nivel del mar.

La división entró en producción en 2008, con una vida útil de 15 años. El yacimiento contiene 620 millones de toneladas de mineral oxidado, con una ley media de 0,41% de cobre total.

Gabriela Mistral es la primera operación minera del mundo en la que todos los camiones de extracción operan en la modalidad de "autónomos", es decir, sin operador, con una tecnología que está en permanente evaluación y monitoreo.
El proceso productivo contempla las etapas de chancado primario, secundario y terciario; curado en tambores acidificadores, lixiviación en pilas dinámicas, disposición de ripios, extracción por solventes (SX), electroobtención (EW).

La producción de cátodos de nuestra división ha sido certificada por la Bolsa de Metales de Londres (LME) con el premio de Cátodo Registrado en la LME, reconociendo su alta calidad química y muy buen aspecto físico, exigencias requeridas por el organismo internacional.
Al ser una división que explota un yacimiento de baja ley, los desafíos se presentan en la innovación permanente de su gestión productiva. Actualmente se implementa el piloto de la metodología Lean Management, que a nivel corporativo es C+.
La División Gabriela Mistral (ex DGM) se destaca como la empresa minera en Chile que posee el mayor porcentaje de dotación femenina. Cuenta, además, con un sistema de gestión de género y conciliación que fue certificado bajo la norma chilena 3262 de buenas prácticas y en 2016 recibió el Sello Iguala Conciliación otorgado por el Servicio Nacional de la Mujer (Sernam).