Operaciones

» Acceso proveedores » Acceso trabajadores » Canales de denuncia » Transparencia activa

Mina Diablo Regimiento logró récord de producción y va por más

Gracias a una labor conjunta en que los trabajadores cuentan con el espacio para aportar con ideas de mejora, el área alcanzó su máxima producción histórica al totalizar 32.400 toneladas día promedio en julio. Y el grupo se desafía de cara a fin de año.

Miércoles 21 de agosto de 2019
COMPARTIR
  • Linkedin
  • Facebook
  • Twitter
Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir

 

Imagen foto_00000002
El equipo de Diablo Regimiento alcanzó en julio la mayor producción de la historia: 32.400 toneladas día promedio.


Empoderar a trabajadoras y trabajadores e involucrarlos en los desafíos trajo buenos resultados para la mina Diablo Regimiento, que en julio alcanzó la mejor producción de su historia con 32.400 toneladas día promedio.
"Sabemos que estamos en un proceso de transformación en El Teniente y debemos hacer cosas diferentes para cumplir con nuestros objetivos estratégicos y aportar mayor valor a la División. Por eso en Diablo Regimiento nos hemos desafiado constantemente por mejorar. Estos resultados responden al esfuerzo de la supervisión y el compromiso de todo el equipo", destaca Leonardo Barría, superintendente de Mina Sur.
Desafío a diciembre
El objetivo luego del logro histórico de julio es sostener los resultados y buscar una nueva aspiración de cara a fin de año, apuntando a las 34 mil toneladas diarias.
"Buscamos seguir con esta labor conjunta, retomando mesas de diálogo con los trabajadores y contar con operadores o jefes de turno líderes para cada proyecto. La pirámide invertida va por delegar, involucrar y empoderar, que nuestra gente tome decisiones. Y el desafío es seguir con esa estrategia y ser constantes en estas prácticas", comenta Katherine Feliú ingeniera a cargo.
"Hemos demostrado que se puede aspirar a más. Y mientras cada integrante de nuestro equipo piense así, mantendremos y buscaremos mejorar los resultados", agrega Leonardo Barría.

EL FUTURO
Diablo Regimiento cuenta con 4 proyectos en curso para buscar nuevas oportunidades de mejora, tanto en producción como en seguridad, salud y calidad de vida:
• Fase II Extracción de reservas con contenido de barro: ya aportó 510 toneladas en julio gracias a la extracción, mediante LHD telecomandados, en zonas con riesgo de bombeo, sin exposición a personas.
• Descolgador: equipo que permite realizar la labor de reducción secundaria o "cachorreo" gracias a brazos mecánicos que superan los 10 metros de altura. Con nuevas pruebas y mejoras implementadas, logra eficiencia en su funcionamiento y permite eliminar la exposición de personas.
• LHD híbrido: equipo de accionamiento eléctrico, que utiliza diésel para la generación de energía motriz. Pionero en minería subterránea, se inician pruebas en terreno luego de terminar las capacitaciones prácticas de los operadores.
• Fase III: extracción con LHD semiautónomos operados desde la Sala CIO, en zonas con alto contenido de humedad. Se espera en diciembre contar con la primera baldada.

COMPROMISO CON SER MEJORES

"Hacer carne el querer es poder"
Tomás Moscoso, jefe de operaciones Mantención y Reparación.
"Esto responde al trabajo de equipo y al hacer carne el querer es poder, ya que si no estuviésemos comprometidos no habríamos logrado estos resultados. Lo más importante es el ambiente laboral, de ahí parte todo esto porque nos sentimos cómodos. El Diablo se caracteriza por parecerse a una familia".

"Avance en forma colaborativa"
Gustavo Tobar, jefe de Extracción.
"Todo esto es gracias a los trabajadores. Nada sería posible si no es por ellos ya que como supervisores tenemos un rol de facilitadores y hemos avanzado en forma colaborativa, escuchando sus problemas y sus ideas para mejoras. Así se ve más motivación en el grupo, que siempre ha sido cercano, y eso es valioso".

"También avanzamos en seguridad"
Anthonny Witt, jefe Proceso Planta.
"Hicimos un buen trabajo en equipo, tanto el área de producción como el área de planta, y a la vez tuvimos una auditoría de por medio que podía sacarnos un poco de lo productivo, pero aun así hubo buenos resultados y salimos bien evaluados, lo que quiere decir que también avanzamos en seguridad".

"Nos hemos puesto la camiseta"
Michel Lobos, operador equipos LHD.
"Creo que nos hemos puesto la camiseta en tener conciencia sobre la importancia de la seguridad y la producción. Tenemos hartas reuniones, nos escuchan las ideas sobre cómo mejorar y eso nos permite avanzar. Estamos motivados para ir mejorando, siempre con la meta de que ninguno sufra accidentes".

"Soluciones en conjunto"
Erik Puga, operador martillo telecomandado.
"Trabajamos con seguridad, con cada uno comprometido. Vamos dando las ideas y aportando el conocimiento con nuestra jefatura para buscar soluciones en conjunto. Hay un real trabajo en equipo y eso lo agradecemos y a la vez nos motiva para seguir adelante y mejorar lo que hemos hecho".

"Espacios de participación"
Carlos Lazcano, jefe de turno Grupo 2.
"Lo más importante es el compromiso, el fortalecernos como equipo -tanto la supervisión como nosotros los trabajadores- para lograr este hito. Se han abierto muchos espacios de participación, se ha logrado una relación más cercana y eso se traduce en estos resultados en lo productivo y en seguridad".

"Entre todos aportamos"
Jaime Acevedo, operador mina.
"Me destinaron como líder del proceso de pruebas con el descolgador y hemos avanzado. Ya tenemos un uso diario y creo que con las últimas mejoras podremos tener beneficios ya que permite sacar de la exposición al trabajador al llegar a una altura sobre 10 metros que implicaría varias barras de coligües. Entre todos aportamos para que al Diablo le vaya bien".

 

Empoderar a trabajadoras y trabajadores e involucrarlos en los desafíos trajo buenos resultados para la mina Diablo Regimiento, que en julio alcanzó la mejor producción de su historia con 32.400 toneladas día promedio.

"Sabemos que estamos en un proceso de transformación en El Teniente y debemos hacer cosas diferentes para cumplir con nuestros objetivos estratégicos y aportar mayor valor a la División. Por eso en Diablo Regimiento nos hemos desafiado constantemente por mejorar. Estos resultados responden al esfuerzo de la supervisión y el compromiso de todo el equipo", destaca Leonardo Barría, superintendente de Mina Sur.

Desafío a diciembre

El objetivo luego del logro histórico de julio es sostener los resultados y buscar una nueva aspiración de cara a fin de año, apuntando a las 34 mil toneladas diarias.

"Buscamos seguir con esta labor conjunta, retomando mesas de diálogo con los trabajadores y contar con operadores o jefes de turno líderes para cada proyecto. La pirámide invertida va por delegar, involucrar y empoderar, que nuestra gente tome decisiones. Y el desafío es seguir con esa estrategia y ser constantes en estas prácticas", comenta Katherine Feliú ingeniera a cargo.

"Hemos demostrado que se puede aspirar a más. Y mientras cada integrante de nuestro equipo piense así, mantendremos y buscaremos mejorar los resultados", agrega Leonardo Barría.

 

EL FUTURO

Diablo Regimiento cuenta con 4 proyectos en curso para buscar nuevas oportunidades de mejora, tanto en producción como en seguridad, salud y calidad de vida:

• Fase II Extracción de reservas con contenido de barro: ya aportó 510 toneladas en julio gracias a la extracción, mediante LHD telecomandados, en zonas con riesgo de bombeo, sin exposición a personas.

• Descolgador: equipo que permite realizar la labor de reducción secundaria o "cachorreo" gracias a brazos mecánicos que superan los 10 metros de altura. Con nuevas pruebas y mejoras implementadas, logra eficiencia en su funcionamiento y permite eliminar la exposición de personas.

• LHD híbrido: equipo de accionamiento eléctrico, que utiliza diésel para la generación de energía motriz. Pionero en minería subterránea, se inician pruebas en terreno luego de terminar las capacitaciones prácticas de los operadores.

• Fase III: extracción con LHD semiautónomos operados desde la Sala CIO, en zonas con alto contenido de humedad. Se espera en diciembre contar con la primera baldada.

 

COMPROMISO CON SER MEJORES

 

"Hacer carne el querer es poder"

Tomás Moscoso, jefe de operaciones Mantención y Reparación.

"Esto responde al trabajo de equipo y al hacer carne el querer es poder, ya que si no estuviésemos comprometidos no habríamos logrado estos resultados. Lo más importante es el ambiente laboral, de ahí parte todo esto porque nos sentimos cómodos. El Diablo se caracteriza por parecerse a una familia".

 

"Avance en forma colaborativa"

Gustavo Tobar, jefe de Extracción.

"Todo esto es gracias a los trabajadores. Nada sería posible si no es por ellos ya que como supervisores tenemos un rol de facilitadores y hemos avanzado en forma colaborativa, escuchando sus problemas y sus ideas para mejoras. Así se ve más motivación en el grupo, que siempre ha sido cercano, y eso es valioso".

 

"También avanzamos en seguridad"

Anthonny Witt, jefe Proceso Planta.

"Hicimos un buen trabajo en equipo, tanto el área de producción como el área de planta, y a la vez tuvimos una auditoría de por medio que podía sacarnos un poco de lo productivo, pero aun así hubo buenos resultados y salimos bien evaluados, lo que quiere decir que también avanzamos en seguridad".

 

"Nos hemos puesto la camiseta"

Michel Lobos, operador equipos LHD.

"Creo que nos hemos puesto la camiseta en tener conciencia sobre la importancia de la seguridad y la producción. Tenemos hartas reuniones, nos escuchan las ideas sobre cómo mejorar y eso nos permite avanzar. Estamos motivados para ir mejorando, siempre con la meta de que ninguno sufra accidentes".

 

"Soluciones en conjunto"

Erik Puga, operador martillo telecomandado.

"Trabajamos con seguridad, con cada uno comprometido. Vamos dando las ideas y aportando el conocimiento con nuestra jefatura para buscar soluciones en conjunto. Hay un real trabajo en equipo y eso lo agradecemos y a la vez nos motiva para seguir adelante y mejorar lo que hemos hecho".

 

"Espacios de participación"

Carlos Lazcano, jefe de turno Grupo 2.

"Lo más importante es el compromiso, el fortalecernos como equipo -tanto la supervisión como nosotros los trabajadores- para lograr este hito. Se han abierto muchos espacios de participación, se ha logrado una relación más cercana y eso se traduce en estos resultados en lo productivo y en seguridad".

"Entre todos aportamos"

Jaime Acevedo, operador mina.

"Me destinaron como líder del proceso de pruebas con el descolgador y hemos avanzado. Ya tenemos un uso diario y creo que con las últimas mejoras podremos tener beneficios ya que permite sacar de la exposición al trabajador al llegar a una altura sobre 10 metros que implicaría varias barras de coligües. Entre todos aportamos para que al Diablo le vaya bien".