Andina superó meta productiva 2012

Inicio Arrow Andina superó meta productiva 2012

Andina superó meta productiva 2012

El buen resultado poductivo cimenta el desarrollo de la división de cara al Proyecto Estructural de la Corporación que busca ampliar a 244 la toneladas métricas de cobre fino.   La fórmula requirió de mucho trabajo, coordinación, reconocer fortalezas y debilidades, pedir la ayuda para subsanar falencias y armar un plan que se respetó.

Imagen foto_00000001

Un aire de optimismo se respira en Andina. Se siente, se percibe estos primeros días del 2013 y no se debe precisamente a la reciente celebración de las fiestas de fin de año.

Tras una serie de medidas de ajuste, inversiones, restructuraciones y trabajo riguroso, División Andina logró su compromiso productivo de 248 mil toneladas de cobre fino. Los últimos días fueron determinantes en el cumplimiento de la meta, aunque los resultados registrados durante los últimos meses ya eran alentadores.

¿Cuáles son las razones principales del cumplimiento del programa de producción de Andina? Marcos Márquez, gerente de Operaciones de nuestra División, da la respuesta y lo atribuye a tres factores principales: robustecimiento de la cartera de inversión para optimizar la planta, nuevo contrato de mantención que facilita la gestión y contempla incentivos por cumplimiento, y reformulación del plan.

Márquez atribuye “el gran cambio” a la gente.  “El equipo de la planta ha logrado, después de un trabajo de un año, convencerse que son capaces de trabajar en equipo, que tienen capacidades técnicas para enfrentar este complejo productivo”.

La restructuración de la organización de la Gerencia de Plantas ha facilitado también este trabajo en equipo y tener todos los elementos que se requieren para operar en forma eficiente. Se creó la Superintendencia de Automatización y Control; Aguas y Relaves pasaron a depender de esta gerencia; y se focalizó la mantención en una Superintendencia de Ingeniería de Mantención, lo que produce un cambio en la relación, ya que al integrarse definitivamente al proceso, pasa a ser integrante del trabajo diario y se hace cargo de las metas.

Control y precisión

Por otro lado, el gerente de Operaciones explica que un control más estricto sobre las leyes de la mina y precisión en los datos, así como la adecuada coordinación para superar las desviaciones permanentes que los sistemas como éstos tienen, generan una sucesión de hechos que llevan a los resultados esperados.

“Todos hemos ayudado a esto y en función de ese cuestionamiento hemos tenido la capacidad de ponernos de acuerdo, reconocer nuestras fortalezas y debilidades, pedir la ayuda para superar las debilidades y armar un plan del cual hemos sido muy respetuosos. Nuestras autoridades lo han comprendido y nos entregaron los recursos”.

-¿Hay también un cambio de actitud, de mayor positivismo?

“Cuando ya todo el mundo visualizaba que estábamos cerca de la meta, claramente la gente está con un ánimo increíble. La gente está muy expectante en el 2013 en que no sólo vamos a empatar sino vamos a superar el programa. Si hacemos bien las cosas y seguimos en este mismo tranco, el resultado sí se podría dar. Esa es la invitación que estamos haciendo. Que esto signifique una inyección al ánimo, a la moral un entusiasmo a la motivación, a la pertenencia y orgullo que nuestra división exhibe permanentemente. Que también sirva como la base para enfrentar este 2013 un año en que sí vamos a demostrar un proceso bajo control y nos vamos a hacer cargo de nuestras metas”.

Mayor información en el plan

Tras el cierre del último cuatrimestre del 2011 se incorporó más y nueva información al plan de negocios 2012, necesaria para alcanzar los compromisos, así como también se propuso realizar nuevas inversiones para proteger, reemplazar y agregar nuevos elementos que requería la planta.

A modo de ejemplo, destaca: “reforzamos nuestro sistema de transporte y el sistema de chancado y molienda, donde ha estado el foco de todo este plan, sumado a la puesta en marcha del proyecto de mejoramiento de la planta de flotación de molibdeno”.

El programa de inversiones de 50 millones de dólares (en dos etapas) continuará durante todo este año, fecha en que se espera lograr la capacidad de diseño de tratamiento de 94,5 mil toneladas por día (ktpd). El gran quiebre será la puesta en marcha del nuevo espesador de concentrado (fines 2013).

Finalmente, Márquez recalcó que el cambio de 14 contratos de mantenimiento a un solo proveedor, líder mundial en innovación y tecnología, permitió mejorar la gestión –al reducir el número de contratos- e incorporar alto conocimiento en procesos y desarrollo tecnológico a la mantención de la planta.