» Acceso proveedores » Acceso trabajadores » Canales de denuncia » Transparencia activa
MIRS

Soluciones robóticas en Codelco Norte

Varios robots se han incorporado en procesos de Radomiro Tomic y Chuquicamata, logrando mejorar las condiciones de salud y seguridad ocupacional de las personas.

COMPARTIR
  • Linkedin
  • Facebook
  • Twitter
Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir

Reposición de placas base

Imagen foto_01

Con la posibilidad de trabajar en todas las máquinas despegadoras automáticas existentes (ISA, Kidd y Outokumpu, entre otras), el gipper robótico incorporado en la mina Radomiro Tomic cuenta con sensores y un efectivo sistema de comunicación para levantar, mover y dejar todo tipo de cátodos en su área de trabajo.

 Como toma los cátodos, preferentemente desde su barra superior, aumenta la posibilidad de labores para realizar. El sistema permite retirar o insertar cátodos desde la línea de producción, sincronizándose con el trabajo de las máquinas despegadoras, por lo que mantiene la continuidad operativa del proceso.

 Los principales beneficios que entrega el sistema es que disminuye los tiempos, aumenta la productividad, evita el trabajo pesado o peligroso para los operadores y evita los espacios vacíos en la siembra de placas base. También disminuye el maltrato de placas de acero y aumenta gradualmente su calidad catódica, sustentando la distribución energética óptima por cátodo y obteniendo un ciclo óptimo de cosecha y siembra.

 

Limpieza de horno de molibdeno

Con las rastras del horno de tostación de molibdeno en movimiento, el robot se sincroniza con precisión para efectuar la limpieza entre los dientes de ésta. La solución robótica, que se encuentra en la concentradora de Chuquicamata, cuenta -además- con otras cuatro herramientas para limpiar diversas zonas específicas, logrando un trabajo especialmente prolijo.

 El sistema permite que se genere un buen traspaso de la carga entre los pisos del horno de tostación de molibdeno. Esta solución robótica ha sido un claro aporte a la tarea de los operadores, por lo que se analiza su implementación en todos los pisos.

 Las ventajas más concretas es que permite una limpieza periódica, mejorando la capacidad de transporte dentro del horno y disminuyendo un trabajo que impone ciertas dificultados a los operadores.

 

Punzado y taponeo de escoria

Operando en forma totalmente automática, el sistema robótico ubicado en la fundición Chuquicamata quema, taponea, toma muestras y limpia la canal de descarga de escoria del horno flash. Para cada operación cuenta con herramientas apropiadas que, luego de ser utilizadas, son nuevamente reposicionadas por el propio sistema que es operado desde un panel independiente y que puede enclavarse y ser comandado desde una sala de control. Para el quemado, por ejemplo, el robot instala la guía de la lanza, toma una de ellas desde el rack de disposición y comienza la actividad.

 En su gripper o garra cuenta con un sistema de sensado con el que se define la velocidad de avance y los movimientos propios del proceso. Por su parte, para el taponeo el sistema cuenta con un cilindro hidráulico con el que ejerce la tarea. Hasta ahora, el robot también pica con un martillo y toma muestras de la escoria en caliente.

 Los beneficios que ofrece esta solución automática es que evita el trabajo en ambiente de alta temperatura, que reviste ciertos riesgos a los operadores debido a las proyecciones de material incandescente; ayuda a que exista un sangrado continuo de escoria; a lo que se suma que el diseño especial de la lanza disminuye los costos operacionales, y su movimiento predefinido aumenta la vida del pasaje. Se trabaja en su puesta en marcha en el Convertidor Teniente.