» Acceso proveedores » Acceso trabajadores » Canales de denuncia » Transparencia activa

Vivero de El Teniente pinta de verde el entorno

En la Hacienda Cauquenes existen cerca de 670 mil árboles, suficientes para asegurar el cumplimiento de los planes de reforestación de la empresa y atender las solicitudes de los vecinos y del plan Puro O’Higgins.

Viernes 23 de enero de 2015
COMPARTIR
  • Linkedin
  • Facebook
  • Twitter
Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir

 

Imagen foto_00000002
En la Hacienda Cauquenes, los encargados se preocupan del cuidado y desarrollo de 670 mil pequeños árboles y arbustos. 


A solo 15 kilómetros de Rancagua, la vida vegetal se multiplica. Como una verdadera sala cuna de árboles y arbustos, el Vivero Forestal Hacienda Cauquenes cuida y protege el crecimiento de 670 mil pequeños ejemplares. Ubicado en la comuna de Requínoa, el semillero pertenece a la División El Teniente y alberga 85% de plantas nativas de la zona central, como litre, peumo, boldo y quillay, y 15% de exóticas, como liquidámbar, robinia, encino y castaño, para fines de arborización urbana.

Valentina Santelices, gerenta de Sustentabilidad y Asuntos Externos de El Teniente, explicó que la misión del vivero es suministrar la cantidad de árboles necesaria para ejecutar los planes de manejo forestal que establece la normativa vigente, proveer al programa Puro O’Higgins, a las áreas operacionales de la División y a los vecinos que pudieran necesitar árboles para mejorar su entorno. “Sólo entre agosto del 2011 y fines del 2014, salieron del vivero más de 40 mil ejemplares y plantamos 160 mil nuevas unidades”, resaltó.

 La ejecutiva detalló que en el caso del marco del cumplimiento de los planes de manejo contemplados por ley, hay dos proyectos emblemáticos de El Teniente que son “el Nuevo Nivel Mina (NNM) y el Peraltamiento del embalse Carén, para los cuales se producen solamente especies nativas del bosque esclerófilo (formación vegetal característica de Chile Central). Sin embargo, para Puro O’Higgins, son entregados árboles tanto nativos como exóticos, de crecimiento rápido, de cerca de dos metros de altura y que tienen un mayor impacto paisajístico”.

Santelices explicó que “con el fin de asegurar que este vivero esté en condiciones de cumplir cabalmente con sus funciones de abastecimiento, es que ampliamos su superficie de plantación de 1 a 2 hectáreas y media”.

También se avanzó en la remodelación de las instalaciones. Para crear tres sombreaderos más de plantas, aparte de los dos ya existentes y fueron instalados más de 2.500 metros cuadrados de malla. Otras mejoras consistieron en la instalación completa de cerco, reparación y construcción de puentes de acceso, luminarias fotovoltaicas, incorporación de señaléticas descriptivas y el remozamiento de la fachada con adobes y tejas, manteniendo la apariencia original del recinto.

Etapas

En la Hacienda Cauquenes trabajan en esta época del año alrededor de 12 personas, pertenecientes a la empresa contratista NT Ambiente. Ariel Villarroel, jefe de la Unidad de Gestión Ambiental de la Gerencia de Sustentabilidad y Asuntos Externos, señaló que las especies permanecen alrededor de dos años en el recinto, luego de lo cual se llevan a plantación principalmente a Loncha, comuna de Alhué. “En general, se mantienen aquí hasta cuando alcanzan entre 15 y 20 centímetros de altura y dos a tres centímetros de diámetro. También se evalúa su lignificación, es decir, cuando muestran un tallo leñoso, firme”, dijo.

El proceso cumple con varias etapas. La primera es la recolección de semillas dentro de las áreas de El Teniente -en los mismos sectores donde se va a plantar para resguardar la genética de las plantas-. Luego se realizan tratamientos pre germinativos como, por ejemplo, el remojo de la semilla en agua fría por algunos días. Posteriormente germinan en bolsas o en bandejas de speedling (estas últimas concentran más el calor) llenadas previamente con corteza de pino compostada. Para tener una idea del grado de especialización de quienes trabajan en el vivero, una persona puede llenar entre 1.000 y 1.300 bolsas por día.

Más adelante, las semillas son sembradas. Cuando la planta ya ha germinado (de acuerdo con la especie algunas lo hacen en 8 días y otras en dos años) se llega a la fase de mantención, en la que el árbol se desmaleza y poda.

Finalmente, la mata se traslada a terreno donde crecerá hasta convertirse en un árbol o arbusto que aportará al desarrollo ambiental y hermoseamiento del área.

 

 

Seguridad y condiciones de trabajo

Por temas de seguridad, El Teniente invirtió en una serie de mejoras del Vivero Forestal Hacienda Cauquenes. Se instalaron mallas más resistentes y de 2,5 metros de altura. También se colocaron seis paneles solares, para proporcionar energía a las luminarias del recinto y cuatro cámaras de vigilancia.

Por otra parte, se adquirieron modernos containers, con aire acondicionado, algunos de los cuales se usarán como nuevos galpones de trabajo, otros como baños y camarines, estos últimos con sus respectivos casilleros. Todo con el claro objetivo de entregar las mejores condiciones de trabajo para quienes laboran entre las plantas de El Teniente.