• Plan de acción Coronavirus
  • » Proveedores » Trabajadores/as » Canales de denuncia » Transparencia activa

    Nuevo Nivel Mina de El Teniente: Una mina altamente automatizada y telecomandada desde la ciudad

    Proyecto Nuevo Nivel Mina El Teniente contempla una inversión inicial de US$ 1.615 millones y 2.400 puestos de trabajo durante los siete años que durará su construcción. Comenzará su producción el año 2017.

    COMPARTIR
    • Linkedin
    • Facebook
    • Twitter
    Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir

    Modernas

    Imagen foto_01835

    Sala Telecomando

     

    Imagen foto_02506

    salas de control de operación minera remota, equipos telecomandados a distancia, trenes autónomos, circuitos cerrados de ventilación y sistemas de control de incendio de la mina monitoreados desde la ciudad, operadores de palas y martillos que manejan sus máquinas sentados en el sillón de un centro operativo de Rancagua. Eso y más es la nueva forma de hacer minería subterránea, la misma que tendrá a la División El Teniente como líder y pionero a nivel mundial.

     

    Tal como ocurrió a principios del siglo XX y a fines de la década del 60, El Teniente vuelve a prepararse para dar un gran salto en lo que será un nuevo hito en su historia tecnológica y productiva. Y es que los actuales puntos de extracción de la División están en su etapa final de desarrollo, lo que obligaría a cerrar la mina subterránea más grande del mundo, el año 2027. Sin embargo, a mediados de abril ingresó al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental el proyecto Nuevo Nivel Mina de Codelco El Teniente (NNM), que lleva adelante la Vicepresidencia Corporativa de Proyectos (VCP), el que permitirá mantener los actuales niveles de producción de esta División para los próximos 47 años.

    El Nuevo Nivel Mina -que deberá iniciar su explotación el año 2017- contempla una inversión inicial de US$ 1.615 millones y la creación de 2.400 puestos de trabajo durante los siete años que durará su etapa de construcción. El resto de la inversión, que suma US$3.278 millones, se concretará desde el año 2017 en adelante.

     

    En una reciente visita a El Teniente, donde participó en el Comité de Gestión Divisional y visitó la sala de telecomandos de la Mina Pilar Norte, el presidente ejecutivo de Codelco, José Pablo Arellano señaló que “en materia de minería subterránea del cobre, El Teniente es la principal operación subterránea en el mundo y lo ha hecho con gran liderazgo”. Agregó que “estamos trabajando en el futuro y, en esta División, en El Teniente del futuro, en un nuevo nivel de la mina, pensando en los próximos 50 años”.

     

    Arellano informó, además, que a principios de 2011 el Directorio deberá tomar la decisión de inversión en Nuevo Nivel Mina y que ahora “se está trabajando en la etapa final de la ingeniería y en algunas obras que ya han comenzado, porque nuestra meta es que esté en operación en 2017 y para eso hay un trabajo muy duro que hacer desde ahora”.

     

    Por su parte, el gerente general de División El Teniente, Ricardo Álvarez Fuentes, enfatizó que “el Nuevo Nivel Mina representa el futuro de El Teniente y el desarrollo de una minería subterránea más segura, con mejor calidad de vida para sus trabajadores y altamente competitiva para Codelco”. Y acotó: “esa minería, acá en El Teniente, ya comenzó”.

     

    Operación desde la ciudad


    En su última etapa de pruebas está la primera sala de control de operación minera remota, que es telecomandada desde una ciudad. Se trata del Pilar Norte, uno de los más recientes proyectos desarrollados por Codelco El Teniente, empresa pionera en la aplicación de tecnología de punta para yacimientos subterráneos. “En materia de minería subterránea del cobre, El Teniente es la principal operación subterránea en el mundo y lo ha hecho con gran liderazgo. Y queremos que lo siga haciendo con nuevas tecnologías para operar a distancia. Queremos que desde el valle, desde aquí de Rancagua, los trabajadores manejen los equipos que están en la mina. Esto ya es una realidad en el proyecto Pilar Norte, que está en marcha blanca, y que será próximamente inaugurado”, señaló Arellano en su visita a esta sala de control.

     

    Desde esta sala, El Teniente operará 4 equipos LHD y 20 martillos de reducción secundaria, además del sistema de control de incendios y de los circuitos cerrados de televisión y ventilación de la nueva mina, la que llegará a producir 17.000 toneladas por día.

     

    “Ésta es la primera sala que recoge el concepto de operación a distancia desde un centro urbano, lo que consolida nuestro camino hacia El Teniente del Futuro, cuyo yacimiento cuenta con recursos mineros conocidos para un siglo más de explotación”, afirmó Ricardo Alvarez.

     

    Este concepto de operación a distancia es el mismo que contempla el Nuevo Nivel Mina de El Teniente, el que desarrollará, además, otras innovaciones tecnológicas que cambiarán la forma de hacer minería en Chile. Junto a la automatización de la producción, el NNM traerá consigo mejoras sustanciales a las condiciones de trabajo del personal propio y de las empresas contratistas.

     

    La construcción de un nuevo camino desde Maitenes al sector de Confluencia –cercano a Caletones- reducirá en media hora el tiempo de traslado a la mina, lo que aliviará el tránsito de la actual Carretera del Cobre en su tramo industrial y permitirá mejores condiciones de seguridad en el desplazamiento de personas e insumos. Además, se construirán dos túneles de nueve kilómetros que unirán Confluencia con el Nuevo Nivel Mina -uno para transporte de personal y otro de mineral-, haciendo más expedita la llegada al yacimiento y minimizando las interferencias con la operación de los sectores actuales de producción.

     

    Nuevo Nivel Mina: Un proyecto estructural de Codelco


    El Proyecto Nuevo Nivel Mina ha sido definido como un proyecto estructural de Codelco, y como tal forma parte de la cartera de la VCP. Su finalidad es incrementar el valor de la Corporación al incorporar la explotación de grandes reservas de cobre con nuevas tecnologías y modelos de gestión, todo con el propósito de mejorar su competitividad y, en consecuencia, maximizar los excedentes que la empresa entrega al país.

     

    El proyecto se desarrollará principalmente en el interior de la Cordillera de Los Andes, con un bajo impacto ambiental. Además, utilizará las actuales instalaciones de El Teniente, por lo que no generará nuevos efectos relevantes en el entorno. El Estudio de Impacto Ambiental considera un Plan de Rescate y Relocalización de fauna, dirigido a especies en estado de conservación. No hay otros recursos naturales -agua, suelo y aire- que pudieran verse mayormente afectados por el proyecto.

    Las principales obras de este nuevo nivel de explotación son:

    1. Nuevo nivel de explotación de la mina (niveles de hundimiento, producción, ventilación, acarreo, drenaje e instalación de tres chancadores giratorios).
    2. Camino de acceso entre Maitenes y Confluencia, de aproximadamente 17 kilómetros de longitud.
    3. Dos túneles de 9 kilómetros para transporte de mineral y acceso de personal, entre la plataforma Confluencia y la pipa de la mina.
    4. Instalaciones para el transporte y acopio de mineral desde el NNM a la planta concentradora de Colón.
    5. Sistema de manejo de aguas.
    6. Instalaciones e infraestructura auxiliar.

    Ficha técnica

    Nombre proyecto

    Proyecto Nuevo Nivel Mina

    Objetivo

    Construir las obras necesarias para desarrollar un nuevo nivel de explotación de la mina El Teniente y dar continuidad operacional a la División de cara al agotamiento de sus actuales sectores productivos.

    Ubicación

    Mina de División El Teniente, 47 kilómetros al nororiente de Rancagua, a 2.500 metros sobre el nivel del mar, en la comuna de Machalí, Región de O’Higgins.

     

    Nuevo Nivel Mina se ubica en la cota 1880 del yacimiento, a 100 metros debajo del actual nivel de transporte Teniente 8.

    Tipo de extracción

    Método de hundimiento por paneles (panel caving)

    Producción

    Mantención de la capacidad de tratamiento de 131 mil toneladas por día, equivalente a 406 mil toneladas de cobre fino anual de producción en régimen.

    20 millones de toneladas de cobre fino durante su vida útil.

    Reservas

    1.890 millones de toneladas

    Ley promedio

    0,862% de ley de cobre, 0,020% ley de molibdeno

    Dotación

    2.400 trabajadores en etapa de construcción (6 años)

    Inversión

    Total: 3.278 millones de dólares

    Pre-producción hasta 2017: 1.615 millones de dólares

    Comienzo construcción

    Primer semestre de 2011, tras las respectivas autorizaciones ambientales de Conama, inversionales de Codelco y Cochilco.

    Comienzo operación

    Mediados de 2017

    Vida útil

    47 años (hasta 2064)