» Acceso proveedores » Acceso trabajadores » Canales de denuncia » Transparencia activa

INVERSIONES Y PROYECTOS

COMPARTIR
  • Linkedin
  • Facebook
  • Twitter
Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir

En Codelco entendemos que nuestros yacimientos, que tanto bienestar y desarrollo trajeron al país, presentan complejos desafíos para la continuidad de su explotación, especialmente por el descenso brusco en las leyes del mineral de cobre que se ha experimentado en estos últimos años. Además, muchas de nuestras instalaciones industriales e infraestructura son de larga data, por lo que han sufrido un fuerte proceso de depreciación y obsolescencia. En muchos casos, incluso, no cumplen con los altos estándares de la minería del siglo XXI.


Inversiones en cifras


Para mantener nuestros actuales niveles de producción, este escenario nos obliga a materializar una cartera de inversiones inédita por 18 mil millones de dólares para el quinquenio 2016-2020. Según los cálculos, no materializar estas inversiones traería aparejada una baja en nuestros niveles de producción de hasta 77% hacia el 2030 en comparación con las cifras actuales.

En el marco de la ley multianual de capitalización de Codelco (2014- 2018), Ley N°20.790, durante el año 2015, el gobierno autorizó la retención de utilidades por US$ 225 millones y, adicionalmente, inyectó capital por US$ 600 millones. Esto permitirá impulsar nuestros proyectos mineros, mejorará nuestras metas en sustentabilidad de las operaciones, apoyará la ampliación en el desarrollo de las minas y las exploraciones, y permitirá renovar los equipos y plantas industriales.

Proyectos estructurales en detalle


Mina Chuquicamata Subterránea

Etapa: En construcción.
Inicio de operación: 2019
Producción en régimen: 140 toneladas diarias.

Este proyecto estructural transformará la centenaria mina a rajo abierto más grande del mundo en una operación subterránea, mediante el método de explotación de block caving, extendiendo por 40 años más, aproximadamente, la vida de la División Chuquicamata.

Durante 2015, la iniciativa tuvo avances en sus obras de desarrollo interior mina y en las obras subterráneas de infraestructura permanente: túnel de acceso, túnel para el transporte de mineral en correa, túneles de ventilación y el pique de extracción de aire. Al cierre del año, este proyecto ha desarrollado más de 43 kilómetros de túneles, chimeneas y piques.

En octubre de 2015, se finalizó la construcción de 9 Kms de desarrollos correspondientes a los dos primeros túneles de ventilación, de 80 m2 de sección cada uno, que serán los encargados de inyectar aire fresco al interior de la mina durante toda la vida útil de la operación.

Por último en abril de 2016 se realizó la conexión del túnel de acceso principal de más de 7 kilómetros de longitud, el cual le dará al proyecto mayor independencia en el ingreso de personal y maquinaria a las obras en construcción al interior de la mina.

Chuquicamata Subterránea continua su construcción de acuerdo a lo planificado, con un incio de producción programado para 2019.

Etapa: Optimizaciones caso de negocios.
Inicio de operación: 2024
Producción en régimen: 200 toneladas diarias (100 + 100)

Este proyecto busca extraer y procesar reservas de minerales sulfurados, estimadas en 2.800 millones de toneladas aproximadamente, con una ley media de cobre de 0,51%. Es nuestro primer megaproyecto que contempla abastecerse de agua de mar desalada para su operación, sin perjuicio del uso de otras fuentes disponibles y debidamente autorizadas.
Durante la tramitación ambiental, y en virtud del convenio 169 de la OIT, se cerró en 2015 favorablemente el proceso de consulta indígena con la mayoría de las comunidades de la zona de influencia, en acuerdo con la propuesta presentada por Codelco. El 13 de enero de 2016 la Comisión de Evaluación Ambiental de la región Antofagasta calificó favorablemente el Estudio de Impacto Ambiental.

En paralelo, el proyecto avanzó en el desarrollo de su ingeniería de detalle, en la obtención de permisos sectoriales, así como en la adquisición de los terrenos para las nuevas instalaciones, entre otros.

Este proyecto se modificará y su puesta en marcha se contempla para 2024. Sin embargo, se mantienen las actividades y estudios relacionados con el sistema desanilizador de agua.

Para la producción en regimen se estima una implementación modular secuenciada de 100 toneladas en un inicio y otras 100 posteriormente.

Etapa: Prefactibilidad.
Inicio de operación: 2021
Producción en régimen: 37 toneladas diarias.

Debido al agotamiento del mineral explotable vía minería subterránea, la actual operación de la línea sulfuros de División Salvador llegaría a su fin en los próximos cinco años.

Actualmente, la prefactibilidad del proyecto Rajo Inca estudia extender su vida útil y darle continuidad operacional, mediante la explotación a rajo abierto de los recursos remanentes del yacimiento principal Indio Muerto, explotado desde 1959 mediante panel caving.

La prefactibilidad se ha extendido para generar mayores antecedentes de la base geo-minera-metalúrgica y para complementar las alternativas de capacidad mina-planta, con el fin de asegurar la calidad y el nivel de precisión del estudio, para su recomendación final.

Etapa: En construcción.
Inicio de operación: 2020
Producción en régimen: 88 toneladas diarias.

Durante 2015, se avanzó en la ejecución del proyecto Traspaso Andina, el que reemplazará el actual sistema de chancado primario y transporte de mineral, debido a que este último será afectado por el crecimiento del rajo. El proyecto considera la construcción de una nueva estación de chancado primario, en el sector denominado Nodo 3.500, y un nuevo sistema de transporte de mineral hasta la planta cordillera, para mantener el nivel actual de procesamiento de mineral.

Traspaso Andina continua su construcción de acuerdo a lo planificado, con un inicio de operaciones programado para 2020.

Etapa: Prefactibilidad.
Inicio de operación: 2024
Producción en régimen: 150 toneladas diarias.

En septiembre de 2015, en Codelco presentamos el desistimiento del EIA del proyecto Expansión Andina 244, poniéndose término al procedimiento de evaluación ambiental.

Actualmente, estamos buscando una nueva alternativa de desarrollo que equilibre la necesidad de aprovechar el mayor recurso mineral que poseemos, con un caso de negocio de menor inversión, menor tiempo de construcción y que se ajuste a la realidad del escenario medioambiental actual y de la industria.

Desarrollo Futuro Andina avanza en su prefactibilidad.

Etapa: En construcción- reformulación del proyecto.
Inicio de operación: 2023
Producción en régimen: 137 toneladas diarias.

Este proyecto estructural busca profundizar la explotación del yacimiento El Teniente, sumando reservas que ascienden a 2.000 millones de toneladas aproximadamente, con una ley media de cobre de 0,86% y 220 ppm de molibdeno. Ello permitirá que la división continúe con el tratamiento de 137 mil toneladas por día de mineral, por más de 50 años.

El avance de las obras se ha ralentizado con el fin de disponer del tiempo necesario para analizar y responder de mejor forma a las condiciones geomecánicas detectadas en el macizo rocoso y ajustar algunos aspectos relacionados con la ingeniería del proyecto.

Se encuentran en curso acciones y análisis en materia de sistemas de fortificación, métodos de trabajo e incorporación de tecnologías de vanguardia en los procesos constructivos, para abordar las nuevas condiciones geomecánicas descubiertas.

Nuevo Nivel Mina sigue con el desarrollo con su zona de explotación, mientras se trabaja para solucionar técnicamnete la construcción de los túneles.