» Acceso proveedores » Acceso trabajadores » Canales de denuncia » Transparencia activa

Galope de cobre

COMPARTIR
  • Linkedin
  • Facebook
  • Twitter
Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir


Imagen foto_00000001Caballos chilenos galopando al viento con herraduras de cobre bactericida. Un sueño inimaginable hasta que Codelco, a través de la alianza tecnológica de su filial INCuBA, con la empresa Kawell Chile, crearon estas protecciones que prometen revolucionar el mundo ecuestre. “Somos testigos privilegiados al ver cómo las propiedades bactericidas del cobre, reconocidas mundialmente, comienzan a utilizarse en la salud de los animales. Esto abre un nuevo mercado para el metal rojo, si consideramos que existen más de 60 millones de caballos inscritos en el mundo y donde América concentra un 50% de ese volumen”, señaló el Ministro de Minería, Hernán de Solminihac, durante el evento de lanzamiento al mercado del nuevo producto de cobre.

La empresa chilena Kraviva, a través de su marca Kawell -que entrega soluciones al mundo veterinario- y lleva más de siete años estudiando cuál es la mejor combinación de materiales para poder lograr un producto terapéutico y de cuidado del caballo, e INCuBA, filial de Codelco, realizaron la innovación luego de varios análisis y pruebas hasta lograr el producto deseado.

Imagen foto_00000002

La iniciativa de innovación se suma a los nuevos usos del cobre que está fomentando Codelco, como en la industria textil, en la salud y en la industria salmonera, que pretenden aumentar la demanda del metal rojo en más de 5.000 toneladas al año.

“Hace unos cinco años, todo lo asociado a nuevos mercados del cobre estaba asociado a proyectos de investigación y desarrollo, con un horizonte de concreción lejano. Hoy podemos tocar y ver el éxito de esos proyectos. Tenemos productos en el mercado y lo más importante es que se están generando nuevos usos del cobre desde Chile, que contribuirán a robustecer la demanda mundial”, afirmó Rodrigo Toro, vicepresidente de Comercialización de Codelco.

En la misma línea, el ministro de Solminihac señaló que las herraduras de cobre “son una de las semillas que siembra Codelco-Incuba para nuestro país minero. Espero que esta riqueza sea una inspiración para que los jóvenes emprendedores exploren y descubran nuevas aplicaciones, nuevos usos a partir del cobre, asegurando su uso para las futuras generaciones”.

Efecto shock absolut

El cobre es el primer y único metal que tiene la certificación mundial de la propiedad bactericida, otorgada por la Agencia Medio Ambiental de Estados Unidos (EPA), sobre la base de la demostración  científica que elimina el 99,9% de la carga bacteriana sobre una superficie de cobre metálico o aleación, en condiciones ambientales normales y en un tiempo máximo de dos horas.

Alan Krausz, gerente general de Kawell, explica que “las herraduras de cobre vienen a revolucionar el mundo ecuestre, ya que su propiedad bactericida y fungicida es la solución a uno de sus principales problemas, que son los hongos y bacterias que afectan los cascos de los caballos”.

Adicionalmente, recientes estudios científicos han demostrado la capacidad de amortiguación de impactos, que abre la oportunidad a un nuevo mercado para el cobre, ligado a la salud de los caballos, ya que previene lesiones a las extremidades, o traumas, a causa del impacto repetitivo al correr (efecto Shock Absolut), enfermedades costosas y frecuentes en lo caballos. Esto se debe a que cuando hay un impacto el cobre se deforma y luego vuelve a su forma original.

Primeras herraduras con marca Cu+

Imagen foto_00000003

Antimicrobial Copper Cu+ es la marca desarrollada por la industria del cobre, a través de la International Copper Association, para identificar aquellos productos que, gracias a la incorporación de aleaciones de cobre en formato metálico, posean propiedades antimicrobianas. Las herraduras de cobre Kawell es la primera línea de productos CU+, fabricadas en Chile y producto de exportación.

Este producto no solo trae beneficios para la salud de los caballos, sino que también para el medio ambiente, ya que es una aleación que en su proceso de forjado disminuye considerablemente la emisión de carbono al medio ambiente y, además, es 100% reciclable.