• Plan de acción Coronavirus
  • » Proveedores » Trabajadores/as » Canales de denuncia » Transparencia activa

    Codelco y el medio ambiente en el 2000 y la tarea para el 2001

    Codelco ha asumido el compromiso de consolidarse como una empresa estatal eficiente, ubicada entre las empresas productoras de cobre más grandes del mundo y para ello, hoy por hoy, es indispensable incorporar la dimensión ambiental entre sus primeras preocupaciones.

    COMPARTIR
    • Linkedin
    • Facebook
    • Twitter
    Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir

    Santiago Torres, Gerente de Medio Ambiente de Codelco nos entrega un balance de lo que fue el año 2000 en materia de medio ambiente, los logros alcanzados y las tareas que quedaron pendientes para el 2001.

     

    Imagen foto_01882

    ¿Cúales fueron a su juicio los proyectos “estrella” en el 2000?


    Afortunadamente son varios. Uno de ellos es el avance que se ha logrado en el Plan de Descontaminación de las Fundiciones. Caletones, en la División El Teniente es un ejemplo pues ya tiene construida y en operación, la segunda planta de tratamiento de gases, lo que representa una captura de más del 70 % de anhídrido sulfuroso y cerca de 90% de arsénico y material particulado. Esto permite eliminar definitivamente los episodios atmosféricos críticos que se producían en las poblaciones cercanas. Esta mejora ha significado, hasta el momento, una inversión de US$ 270 millones, lo que incluye la infraestructura, más la construcción de carreteras, mejoramiento de la vía férrea y obras de apoyo, muy complejas, para el transporte seguro del ácido sulfúrico.


    Este plan de descontaminación de Caletones es el más grande que se ha hecho en la zona central del país en cuanto a inversiones. En las otras Divisiones de Codelco ya se estaba trabajando con muy buenos resultados en el control de las emisiones de las chimeneas de las fundiciones, como por ejemplo en Potrerillos, que durante el 2000 consolidó el traslado del campamento y su planta de gases entró en operación en 1999. En Chuquicamata se suponía que a partir del 2000 se cumpliría con la norma ambiental. Lamentablemente esto no se alcanzó a lograr y Conama dio una prórroga hasta el 2003. Pero en todo este tiempo la División ha trabajado fuertemente cumpliendo con todos los compromisos adquiridos para reducir las emisiones, aunque no se alcanzó a cumplir la meta, se llegó a una disminución sistemática en la emisión de gases. La División Radomiro Tomic, que cuenta con un sistema mucho más moderno, no tienen fundiciones y por lo mismo no produce contaminación atmosférica. Otro proyecto estrella del 2000 es el de Energía Eólica que se instalará en las cercanías de Calama. Para esto se llamó a propuesta el año pasado, adjudicándose su estudio de factibilidad a la empresa SeaWest con quíen se firmó contrato los primeros días de enero de este año. Se trata de una planta generadora de energía eléctrica a partir del viento con una capacidad instalada de 37 megawatts. Este proyecto es muy importante porque permitirá incursionar en una fuente de energía renovable y limpia, como es la del viento, y entregará experiencia en todo lo que son los mecanismos de desarrollo limpios que contempla el Protocolo de Kioto de la Convención de Cambio Climático. Además, su implementación servirá como base al estudio del uso de estos mecanismos en la energía geotérmica, otra energía no convencional que Codelco va a comenzar a explorar en conjunto con Endesa. También se avanzó en el establecimiento de un conjunto de orientaciones corporativas para el manejo de residuos, principalmente en lo que se refiere a residuos sólidos líquidos. En esto se avanzó en todas las Divisiones, logrando establecer e iniciar programas de manejo y control de estos residuos en todas ellas. En El Teniente ya está lista la ingeniería y el llamado a propuesta, faltando sólo la adjudicación del proyecto que establece el Centro de Manejo de Residuos.

     

    ¿Qué tareas quedaron pendientes para el 2001?


    El Plan de Uso Eficiente de Energía es una de las tareas pendientes para el 2001. Durante el año 2000 se identificaron una serie de proyectos que se están desarrollando en las Divisiones y que tienen el mérito de ser perfectamente replicables y buscan lograr un uso más eficiente de la energía eléctrica. Se hicieron varios talleres de intercambio de experiencias para identificarlas y difundirlas al interior de la Corporación y se espera avanzar durante el 2001 en su puesta en práctica. También el uso eficiente del agua es una tarea en la que este año se pretende progresar aún más fuertemente, para superar y consolidar los logros tenidos durante el 2000. Para esto se está desarrollando un sistema de información que incorpora todos los recursos hídricos de las Divisiones para hacer una evaluación mucho más fina de cuales son los gastos de agua que están haciendo en cada una de sus operaciones y cuál es el potencial de reciclaje. Así, durante este año, se podrá avanzar más significativamente y comprobar qué tanto mejor podemos usar el agua. En la División Andina hemos desarrollado instrumentos de gestión del recurso agua muy exitoso que, replicaremos en las otras Divisiones .

     

    ¿De los proyectos “estrella” cuál es a su juicio el más trascendente?

    Imagen foto_02669

    De todos los proyectos en que Codelco está comprometido en materia medio ambiental, la Implementación del Sistema de Gestión Ambiental, que se está entregando a todo el personal de la Corporación es el proyecto madre, pues involucra a todo Codelco. Además, como se ha logrado cumplir exitosamente, debemos clasificarlo dentro de los logros del 2000. Estamos avanzando al ritmo propuesto para alcanzar la certificación ISO 14.001 el primer trimestre del 2003. Durante el 2001 o comienzos del 2002, certificaremos más de una División, y la Casa Matriz. Este es el resultado del esfuerzo hecho por toda la gente de la Corporación y, como la certificación hay que mantenerla, entramos en el desafío de mejoramiento continuo, ya que cada tres años debemos renovar la gestión. Esto nos pone en una dinámica y compromiso de gran importancia. Como parte de este esfuerzo está la Capacitación Ambiental, que es básica para el éxito de la implantación del sistema

     

    ¿Cuál es a su juicio el mayor desafío que tiene Codelco este año?


    Entre los grandes desafíos de esté año está el cambiar la imagen de Codelco considerada aún una empresa contaminadora, por la de una empresa preocupada por el medio ambiente. Para lograr esto nos proponemos dar a conocer los esfuerzo que Codelco ha hecho en los últimos 10 años, la gran inversión que se ha realizado y, principalmente, los logros obtenidos. Hoy ya podemos hacerlo porque hay resultados que mostrar. Tenemos problemas pendientes que corresponden a una deuda histórica, pero estamos viendo como resolverlos. Seremos realistas y transparentes para formular los problemas y los asumiremos públicamente, comprometiéndonos a resolverlos. También disciplinaremos a las autoridades de las Divisiones para que se observen paso a paso todos los procedimientos en la correcta fiscalización y tratamiento con que se enfrenten las emergencias que puedan surgir. Seremos muy rigurosos en seguir los procedimientos y formalidades necesarias. Por otra parte, seguiremos con la publicación de nuestro Reporte Ambiental Anual. El primero se hizo en el 2000 y en él se informó de lo hecho por Codelco durante 1999 y las tareas para el 2000. El Reporte Ambiental del 2001, que estamos elaborando, representa otro gran desafío, ya que refleja nuestro compromiso e interés en mostrar absoluta transparencia frente a cómo estamos asumiendo el tema ambiental. Es una suerte de balance que se entrega a la opinión pública. Esta disciplina sistemática que nos impusimos, permite que la gente pueda comprobar nuestro avance y tenga una medida mucho más clara de qué estamos haciendo bien y qué no hemos cumplido.

     

    ¿Qué representa el proyecto Codelco Buen Vecino que promueve Codelco?


    Codelco Buen Vecino es un programa que se está realizando en todas las Divisiones y busca estimular el desarrollo local de actividades sociales y productivas que permitan el mejoramiento de las condiciones de vida de las comunidades, sobre bases de apoyo a su propia iniciativa y gestión. En esto se avanzó en el 2000, estableciendo que las acciones a desarrollar debían contribuir a crear condiciones que aseguraran la sustentabilidad del crecimiento económico, social y cultural de las localidades y regiones donde se realizan, evitando actitudes asistencialistas o paternalistas. Este proyecto se articula en dos grandes temas: -Participar en actividades prioritarias de la comunidad local o regional sobre bases sustentables en el tiempo. -Incentivar y respaldar la inserción ciudadana de los trabajadores, considerando su participación en las iniciativas que se desarrollen. En esta línea, Codelco se sitúa como un aliado de sus vecinos. El objetivo de la política del Buen Vecino es que la población reciba los beneficios del desarrollo que la Corporación les pueda proporcionar y no -como había sido históricamente- sólo el impacto del trabajo minero. Los programas y actividades desarrolladas por la Corporación consideran: apoyar el desarrollo de las comunidades, proteger el entorno, capacitar y educar, informar, apoyar la investigación, generar cultura y esparcimiento y organizar encuentros con la comunidad. En síntesis, Codelco Buen Vecino busca que el aporte de la empresa al crecimiento y desarrollo económico de todo el país, se refleje también en el entorno próximo a los lugares donde se desenvuelven sus actividades productivas.