» Acceso proveedores » Acceso trabajadores » Canales de denuncia » Transparencia activa

Biolixiviación, tecnología para la nueva minería

La biolixiviación -lixiviación de metales por medio de bacterias- es una tecnología que promete una minería más limpia y sustentable.

COMPARTIR
  • Linkedin
  • Facebook
  • Twitter
Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir
Imagen foto_01684

La manera tradicional como se extrae el cobre, con el paso de los años, se ha ido reemplazando por tecnologías más eficientes y amigables con el medio ambiente, pero se siguen buscando nuevas alternativas que mejoren las condiciones actuales de procesar los minerales.

Los exitosos resultados en pruebas de biolixiviación hechas por BioSigma S.A., realizadas con 18 muestras de minerales sulfurados utilizando microorganismos, acrecentaron el optimismo en Codelco. "Mucho antes de lo esperado, estos nuevos materiales podrán entrar en producción", dijo Pedro Morales, gerente Investigación e Innovación de Codelco en la Conferencia Internacional de Innovación Tecnológica en Codelco: Una Experiencia a Escala Mundial, que se llevó a cabo este 12 y 13 de septiembre en la capital.

Apenas dos años después de iniciar sus investigaciones, BioSigma está realizando pruebas de validación en pilas de 2.000 toneladas. En marzo del próximo año, se habrá extendido a pilas que superarán las 50 mil toneladas. La trayectoria de trabajo, según Morales, señala que hacia 2010 habrá una capacidad de producción de 75 mil toneladas de cátodos que subirán hasta las 490 mil en el año 2018, utilizando bacterias.

Actualmente la tecnología más limpia en la minería del cobre es la hidrometalurgia. El proceso consiste en acumular el mineral en pilas y aplicar agua con ácido, el cobre sale por la solución y va una planta de extracción por solventes y a una de electrodepositación, lo que se llama electro cobre.

Sin embargo, este proceso está limitado por la solubilización del cobre contenido en el mineral, ya que sólo cuando son recursos oxidados se puede usar la hidrometalurgia, pero cuando el mineral es un sulfuro de cobre se necesitan bacterias, lo que se conoce como biolixiviación.

La biolixiviación, hoy en día, se usa exitosamente para minerales secundarios de cobre, "pero cuando el cobre está como calcopirita, es decir, como sulfuros primarios del cobre, no hay una tecnología capaz de biolixiviar estos minerales, que son la especie más abundante", señala Ricardo Badilla, gerente general de BioSigma.

Sustentabilidad
Uno de los grandes desafíos de la minería actual es la sustentabilidad del negocio, ya que los metales son recursos no renovables y que deben mantenerse también para las futuras generaciones.

Juan Enrique Morales, Vicepresidente Corporativo de Desarrollo Señala que con estas experiencias se espera responder a los desafíos de crecimiento en la demanda del producto y a las mayores exigencias ambientales. "Una de las posibilidades más ciertas de poder entregar proyectos de bajo costo es utilizando innovación tecnológica, no sólo para responder a problemas, para optimizar procesos o por mejoramiento continuo, sino para establecer un quiebre tecnológico, que no tiene precedente inmediato", dijo.

Agregó que en Codelco se está llegando a la conclusión de que en minería se deberán hacer las cosas de manera distinta. "En la medida que los resultados científicos se instalan en un emprendimiento, se transforman en soportes de la actividad. Codelco dispone de recursos de baja ley de magnitud igual a las reservas mineras", concluyó.

Con esta capacidad es posible recuperar una buena parte del cobre que hoy no puede extraerse con la tecnología convencional, ya que la ley de corte no es atractiva económicamente. Ello porque el mineral tiene que tener un piso mínimo de cobre para ser sustentable desde el punto de vista económico.

BioSigma
 
   

Codelco, asociado con la empresa japonesa Nippon Mining, creó en 2003 BioSigma, para la investigación y aplicación comercial de la tecnología de la biolixiviación en materiales sulfurados.

En el laboratorio se estudian los microorganismos naturales, generando las condiciones óptimas para aumentar su actividad. Ricardo Badilla explica que BioSigma ha desarrollado tecnologías para aislar microorganismos de capacidad mejorada, "uno de los avances es haber desarrollado una capacidad muy significativa y espectacular a nivel mundial, de encontrar, caracterizar, identificar las bacterias, y demostrar que son nuevas y que además tienen una actividad mayor a las conocidas. Por eso hemos hecho las solicitudes de patentamiento de dos de ellas".

La cantidad de recursos de baja ley que tiene Codelco sin explotar son similares en monto a los que se están explotando actualmente. Por lo tanto, la biolixiviación podría multiplicar la producción de la empresa, lo que significa más recursos para Chile. Se espera que esta nueva tecnología empiece a funcionar comercialmente en 2008.

 

Las patentes

El gerente general de BioSigma, Ricardo Badilla, señaló que "la empresa ha presentado las solicitudes para el patentamiento de dos bacterias biolixiviantes denominadas Wenelen ("iluminada" en mapuche) y Licanantay ("atacameña" en kunza)".

Chile no tiene acuerdos de patentamiento a nivel internacional, por lo que debe hacerse el proceso en cada país, especialmente en aquellos que podrían estar más interesados, como Australia, Sudáfrica o Estados Unidos. Lo primero que hay que hacer para patentar una bacteria, es enviar los microorganismos a una colección de cultivos tipo, hay cerca de 20 lugares en el mundo que lo hacen. Ahí verifican que existe y que cumple con los requisitos de la solicitud y queda guardado hasta que se obtengan las patentes.

En el caso de BioSigma, se enviaron dos de ellos a Alemania para iniciar los procesos necesarios y se esperan los resultados en los próximos meses para continuar con todos los trámites necesarios en cada uno de los países que se han definido previamente, proceso que se realizará al mismo tiempo en todo el mundo, y que se demora algunos meses en confirmarse, luego de pasar por todos los trámites legales que aseguren la patente.

Paralelamente, los especialistas de BioSigma están analizando las secuencias de ambas bacteria de propiedad de BioSigma con el fin de identificar los genes responsables de la biolixivación. "El plan es llegar al 2007 con la capacidad de influir genéticamente en un microorganismo y en el 2008 validar los procesos de biolixiviación de la calcopirita". Más adelante, añadió, se experimentará en la biolixiviación con proteínas, que permitiría ingresar a la minería in situ.
Indicó que estos estudios han generado dos patentes de microorganismos y tres de procedimientos de investigación.