• Plan de acción Coronavirus
  • » Proveedores » Trabajadores/as » Canales de denuncia » Transparencia activa

    A la captura de gases contaminantes

    En el año 2000 finalizaron los proyectos de instalación de las Plantas de Limpieza de Gases en las Fundiciones de la Corporación. En la actualidad, se estudian proyectos de mejoras tecnológicas operacionales que lograrán un uso más eficiente de las instalaciones de fusión. En este sentido, El Teniente paralizó definitivamente el último de sus hornos de reverbero, por lo que sólo se mantiene en operación un horno de este tipo en El Salvador; no obstante, existe un proyecto para su reemplazo aprobado por la COREMA de la III Región. Además, se continuaron aplicando las medidas estipuladas en los Planes de Descontaminación, con lo que se está dando pleno cumplimiento a los límites de emisión establecidos en las etapas correspondientes en cada una de las tres fundiciones. En el Plan de Descontaminación para el área de fundición de Chuquicamata se logró dar cumplimiento cabal a los límites de emisión impuestos, pero no se pudo cumplir la norma de calidad ambiental para dióxido de azufre, SO2. Conama autorizó una prórroga hasta el 2003. Por su parte, la Presidencia Ejecutiva de Codelco se comprometió a trabajar para que las Divisiones logren una captura de al menos un 95% de sus contaminantes regulados: material particulado, arsénico y dióxido de azufre, para el año 2005. De lograrse esta meta, las tres fundiciones de la Corporación se ubicarían dentro de las de más alta captura de contaminantes atmosféricos del mundo.

    COMPARTIR
    • Linkedin
    • Facebook
    • Twitter
    Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir

    Actualmente la captura de SO2 en Chuquicamata es de 80%.
    La de Potrerillos (Salvador) de un 70 %.
    La de Caletones (El Teniente) de un 75 %, con la reciente puesta en marcha de la Planta de Tratamiento de Gases Nº 2.

     

    Respecto de dicha planta, existieron problemas debido a la contaminación que sufrieron algunos trabajadores por una filtración de arsénico. Sin embargo, resulta necesario enfatizar que el objetivo de ella (Planta Nº 2) es cuidar el medio ambiente, controlando los efluvios de SO2 que se emiten al aire. Esta Planta, que tuvo un costo de US$ 270 millones, permitirá terminar con los episodios de contaminación atmosférica en Coya, María Elena y Rancagua. Por otra parte, Codelco creó un Grupo de Tarea Corporativo, encargado de reducir drásticamente la generación de gases furtivos y aumentar la captación y tratamiento de los generados. El grupo tiene la tarea de analizar las alternativas tecnológicas que permitan cumplir con el objetivo en que está empeñada la Corporación.