» Acceso proveedores » Acceso trabajadores » Canales de denuncia » Transparencia activa
En taller denominado “La Voz del Semáforo”

Más de 2 mil 500 integrantes de Chuquicamata se han capacitado para reforzar el autocuidado

Hasta el 5 de abril se proyecta cumplir la meta de 4 mil 50 asistentes. Además, se enfatizó en la aplicación de la Política Corporativa de Diversidad de Género y Conciliación.

Viernes 16 de febrero de 2018
COMPARTIR
  • Linkedin
  • Facebook
  • Twitter
Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir

Imagen foto_00000001

La seguridad es un valor que siempre debe estar presente dentro de la cultura preventiva de Chuquicamata. Reforzar este concepto es uno de los objetivos de las jornadas de reflexión sobre autocuidado “La Voz del Semáforo”, que comenzaron en 2017 y que hasta la fecha cuenta con la participación de más de 2 mil 500 integrantes de la división.

La asistencia de las áreas ha sido transversal y el eje se ha centrado en internalizar en cada una y cada uno de los participantes los denominados “dos grandes consejos de oro”. Estos se basan en el “nunca arriesgar más de lo que está dispuesto a perder (Nunca Nunca)” y en el “siempre haga lo que usted sabe que debe hacer para evitar accidentes (Siempre Siempre)”.

Compromiso

Carlos Alfaro, relator y expositor del taller, enfocó su análisis a factores diferenciadores que permiten reforzar el autocuidado: “Es un curso completamente distinto a lo que históricamente los trabajadores están habituados a escuchar. Nos centramos en el aprendizaje y posterior reflexión de lo que significa la seguridad. Eso es lo fundamental, que puedan incorporar dentro de su jornada laboral, no sólo la práctica, sino que también el razonamiento”, explicó.

Además, acentuó en la disposición y compromiso de cada integrante de la división para enfrentar una nueva era en lo referido a la cultura preventiva. “Los participantes han demostrado una mirada distinta, una madurez de su mundo laboral y eso se traduce en un ambiente más grato y productivo”, concluyó. 

La dinámica del taller otorga la posibilidad permanente para que los asistentes puedan interactuar, aportando sus conclusiones y puntos de vista. 

Rodrigo Cartagena, trabajador del área de Refino y Moldeo de la Gerencia Fundición, destacó en su intervención que “hemos visto en este curso la seguridad como trabajador, pero también como persona y saber cómo reflexionar frente a una situación de riesgo. Ha sido realmente positivo asistir”.

Inclusión

Sumándose a este análisis, Francisco Rauld, perteneciente a la misma área, enfatizó en la necesidad de impulsar una cultura inclusiva y de colaboración, esto en el marco de la Política Corporativa de Diversidad de Género y Conciliación de la Vida Laboral, Familiar y Personal que impulsa la Corporación. “Nosotros tenemos en nuestra área un compañero que sufrió un accidente hace un tiempo. Ahora está incorporado en nuestro lugar de trabajo y se le han brindado todas las condiciones y facilidades para que siga con nosotros. Y de esta manera nos hemos dado cuenta que cumple muy bien su función”, resaltó.

Estas jornadas se extenderán hasta el 5 de abril de 2018. En conjunto llevarán como compromiso aplicar, en cada una de sus áreas, los elementos entregados en cada taller, destacando la valoración de los “tesoros” que forman parte de su vida: su propia integridad y el bienestar de la familia.