» Acceso proveedores » Acceso trabajadores » Canales de denuncia » Transparencia activa
Jóvenes tuvieron puntajes sobresalientes en la PSU

Hijos de trabajadores de Chuquicamata reciben Beca de Excelencia Académica

Se trata de un beneficio que se enmarca en el convenio colectivo desde 2001 y reconoce el esfuerzo de jóvenes y sus familias financiando la carrera universitaria.

Miércoles 2 de agosto de 2017
COMPARTIR
  • Linkedin
  • Facebook
  • Twitter
Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir

Imagen foto_00000002

Excelencia, esfuerzo y perseverancia fueron las palabras más mencionadas en la ceremonia de entrega de Becas de Excelencia para hijos de trabajadores de la División Chuquicamata. En total fueron 18 jóvenes quienes en una emotiva ceremonia recibieron de manos del gerente general, Mauricio Barraza, el comité ejecutivo y representantes de las dirigencias sindicales, este beneficio que tiene como objetivo financiar por completo la carrera universitaria que escogieron. 

El gerente general de Chuquicamata, Mauricio Barraza, manifestó que “como división es relevante fomentar la excelencia académica. Este beneficio fomenta, ayuda y facilita a que nuestros jóvenes se dediquen e incentiven a estudiar en forma desafiante y en el futuro se transformen en profesionales que retornen este aporte creando valor para sus futuras empresas”.

Las alumnas y alumnos destacados llegaron junto a sus familiares, quienes no disimularon su orgullo. “Estamos muy felices por el logro de nuestra hija Paulina Ramos. Ahora tenemos que apoyarla siempre para que logre la meta de ser profesional. Siento que tiene mucha capacidad, iniciativa y veo una abogada en el futuro”, comentó Enrique Ramos, trabajador del área remoción de ripios de la Gerencia de Extracción y Lixiviación (GEL).

Beneficio

Este beneficio premia el desempeño académico de las y los estudiantes, tras destacar con sus altos puntajes obtenidos en la Prueba de Selección Universitario (PSU) de 2016. 

En este sentido, el máximo puntaje de la división fue obtenido por Ignacio Cantillano, quien ponderó 790 puntos y actualmente estudia Ingeniería Plan Común en la Universidad de Chile. “Siento orgullo por el esfuerzo que realizamos durante la enseñanza media, el que nos llevó a este fruto, un reconocimiento que nos servirá bastante. A futuro me veo trabajando en Calama, mi sueño es volver a mi ciudad”, expresó. 

Mientras que otra beneficiada fue Constanza Rojas, quien obtuvo 709 puntos en la PSU y hoy estudia enfermería en la Universidad de Antofagasta. Ella no escondió su alegría: “me siento feliz con este beca, porque demuestra que al esforzarse uno puede ganar cosas y es una manera de reconocer lo que hice”.

Este beneficio incentiva a los hijos de trabajadoras y trabajadores de Chuquicamata para que, gracias a su esfuerzo y perseverancia, consigan alivianar el gasto que tiene cada familia cuando un hijo ingresa a la universidad y, con ello, se les motiva a mantener la excelencia académica demostrando que el esfuerzo tiene frutos.