» Acceso proveedores » Acceso trabajadores » Canales de denuncia » Transparencia activa
Esta vez bajo la versión 2015

Gabriela Mistral recertifica su Sistema de Gestión de la Calidad

Tiene una duración de 3 años con un seguimiento anual, como auditorías de vigilancia, para luego entrar nuevamente al proceso.

Viernes 26 de enero de 2018
COMPARTIR
  • Linkedin
  • Facebook
  • Twitter
Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir

Imagen foto_00000001

Con cero No Conformidades, luego de tres días de una intensa auditoría externa, la división Gabriela Mistral obtuvo por segundo periodo consecutivo, la recomendación para mantener la Certificación del Sistema de Gestión de Calidad en sus procesos, bajo la Norma ISO 9001, esta vez en su versión 2015.

Esta certificación es relevante para la comercialización de los cátodos de la división, puesto que entrega confianza al cliente respecto del sistema y metodología de trabajo en materia de calidad y es requisito para el mantenimiento del registro de marca del cátodo Gaby en las bolsas de metales internacionales. 

Francisco Labra,  auditor de Bureau Veritas Certificación, indicó que como fortalezas pudieron constatar que “el personal en general está con competencias sólidas y alineado hacia la calidad, con un proceso controlado, con registros coherentes, con los controles operacionales definidos, con el compromiso de la alta dirección, la infraestructura y la tecnología coherente y muy bueno en términos generales y producto de todo esto, fueron recomendados”.

Las áreas que están bajo el alcance directo del sistema de gestión son extracción por solventes, electro obtención y patio de embarque, sin embargo tras este proceso, Ignacio Miranda, jefe de Medio Ambiente y Calidad destacó “la participación y compromiso de todas las áreas de apoyo que son fundamentales para lograr la calidad”. El profesional enfatizó que este resultado ratifica el compromiso con la mejora continua, por lo que siempre hay oportunidades de mejora, con focos de atención que se van a tomar, trabajar y optimizar para el sistema y para el próximo proceso que se deba cumplir.

Esta certificación tiene una duración de 3 años con un seguimiento anual, como auditorias de vigilancia, para luego entrar nuevamente al proceso de recertificación, que busca monitorear si el sistema se mantiene en buenas condiciones y detectar desviaciones que deben ser tratadas dentro del plan de mejora continua.