» Acceso proveedores » Acceso trabajadores » Canales de denuncia » Transparencia activa

Codelco aclara imprecisiones de información de prensa publicada hoy

La administración de Nelson Pizarro detectó, detuvo y sancionó la incorrecta aplicación de los planes de egreso en Chuquicamata, como lo ha estado informando la empresa los últimos dos años en diversas instancias.

COMPARTIR
  • Linkedin
  • Facebook
  • Twitter
Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir

Santiago 15 de junio de 2018.- Ante distintas solicitudes de medios de comunicación respecto de una información aparecida hoy, Codelco desea aclarar distintas imprecisiones.

Se afirma que esta empresa ha asegurado que "la Contraloría no tiene la facultad de fiscalizarla, pues esa potestad recae en la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco)". Codelco en distintas instancias, como entrevistas en medios de prensa, declaraciones del directorio y presentaciones ante una comisión investigadora de la Cámara de Diputados, ha reiterado exactamente lo contrario.

Por ejemplo, en la sesión de diciembre de 2017 de esta última comisión, el expresidente del directorio, Óscar Landerretche, afirmó lo siguiente: "Como lo hemos hecho en esta propia instancia y a través de los medios de comunicación, y como se lo hemos expresado al propio contralor, Codelco reconoce y valora las atribuciones fiscalizadoras de la Contraloría sobre Codelco a través de los mecanismos que reconoce la ley. En particular, el directorio considera que las fiscalizaciones de la Contraloría son una oportunidad de mejora continua y de desafío a los exigentes estándares de la empresa en materia de probidad, transparencia y buen gobierno".

En un titular de hoy se informa que la "Contraloría revela un millonario sobrecosto en plan de egresos de Codelco", asegurando que se trata de un reporte emitido en febrero de este año. Cabe precisar que el informe 1.064 del 6 de febrero de 2018 mencionado, es una auditoría realizada por la Contraloría a Cochilco y no a las actividades de Codelco. Por su carácter de reservado, nuestra compañía no ha tenido participación ni oportunidad de aportar antecedentes a dicho informe. En consecuencia, sus conclusiones necesariamente se refieren a la forma en que Cochilco desempeña sus funciones.

Un titular destaca los sobrecostos de un plan de retiro de Chuquicamata suscrito en 2012. Esta información, lejos de ser nueva, fue informada hace más de dos años por la propia compañía, en enero de 2016, y ha sido ampliamente cubierta por distintos medios de comunicación.

En el verano de 2016, en una entrevista, Óscar Landerretche entregó las conclusiones de una auditoría interna solicitada por la administración de Nelson Pizarro, en atención a denuncias internas sobre dichos planes. Esta investigación se inició en diciembre de 2015 y en enero de 2016 concluyó sin detectar hechos que pudieran ser constitutivos de delitos. Sin embargo, sí identificó vulneraciones a los procedimientos establecidos para definir las condiciones de egreso y falencias de control interno, que permitieron que se otorgaran a algunas personas condiciones superiores a las establecidas y autorizadas por las instancias correspondientes.

Como consecuencia, Codelco desvinculó a tres personas, aceptó la renuncia de otras cuatro y aplicó otras sanciones, además de reforzar los mecanismos de control y de toma de decisión en estas materias para que estas situaciones no vuelvan a ocurrir. Este proceso de investigación estuvo en conocimiento y fue revisado por Cochilco.

Además, ya en enero de 2015, a pocos meses de asumir la actual administración encabezada por Nelson Pizarro, como medida preventiva y en atención a las mencionadas denuncias recibidas internamente, en la División Chuquicamata se prohibieron expresamente los egresos con condiciones de trabajo y remuneraciones mejores a las autorizadas por los niveles facultados en los convenios colectivos vigentes desde 2012.

En conclusión, la administración de Nelson Pizarro detectó, detuvo y sancionó la incorrecta aplicación de los planes de egreso en Chuquicamata, como lo ha estado informando la empresa los últimos dos años en diversas instancias.

Por otra parte, hoy se informan las declaraciones que una ex trabajadora de Codelco habría realizado ante el fiscal Carlos Gajardo. En ellas acusa a Nelson Pizarro de haber solicitado modificar un informe de auditoría a fines de julio de 2014, mientras era "presidente ejecutivo electo". Cabe aclarar que, además de tratarse de una acusación falsa, en Codelco no existe la figura de "presidente electo"; que el informe de auditoría referido se emitió el 20 de noviembre de 2013; que en julio de 2014 Pizarro era presidente ejecutivo de Minera Lumina Copper; que fue en la sesión de directorio del 31 de julio de 2014 cuando se decidió su nombramiento como presidente ejecutivo de Codelco, y que, finalmente, asumió el 1 de septiembre de 2014.

Asimismo, se reproduce una serie de acusaciones, todas las cuales fueron oportunamente investigadas por Codelco y reportadas a las autoridades fiscalizadoras. Resulta preocupante que declaraciones que son consignadas en la carpeta reservada de un fiscal de una investigación en curso, sean difundidas por la prensa, dando por ciertas denuncias cuyos hechos no han sido probados. Esta forma de operar, atenta gravemente contra el debido proceso de los involucrados.

Gerencia de Comunicaciones