Operaciones

» Acceso proveedores » Acceso trabajadores » Canales de denuncia » Transparencia activa
Plantas se modernizaron para su control a distancia

Chuquicamata será operado de forma remota y con tecnología de punta

El Centro Integrado de Operaciones y Gestión (CIO) telecomandará la Mina Subterránea, Concentradora, Fundición y Refinería.

Martes 10 de septiembre de 2019
COMPARTIR
  • Linkedin
  • Facebook
  • Twitter
Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir

Imagen foto_00000002

En la constante búsqueda de la excelencia operacional, Chuquicamata modernizó la operación para el funcionamiento de la Mina Subterránea y los principales equipos de la Concentradora, donde paulatinamente se sumará la Fundición y Refinería que serán operadas en un mismo lugar de forma remota desde el Centro Integrado de Operaciones y Gestión (CIO), que se encuentra ubicado a ocho kilómetros, específicamente en la división Ministro Hales.  

Esta moderna sala centralizada permite sinergias para una operación y mantención más eficiente. Así lo explicó el gerente de Mantenimiento, Servicios y Suministros, René Galleguillos. “Buscamos mayor rentabilidad para la división, esta iniciativa resuelve los principales silos de la minería. Para llegar a esto, tuvimos que modernizar los procesos en lo que se entiende como la revolución industrial 4.0. Para ello botamos los ‘tarros viejos’ y automatizamos los equipos, migramos a las nuevas tecnologías y así gestionamos todo lo que es la excelencia operacional”. 

El cambio no es sólo la mina subterránea, Chuquicamata requiere integrar la tecnología en términos de procesamiento y costos. “Para la división este desafío no es menor por su antigüedad, pero estamos entrando a la vanguardia de la minería, ya que esta sala tiene beneficios para detectar las fallas de forma inmediata y proporcionando mayor seguridad hacia los trabajadores” destacó el gerente de Concentradora y actual gerente (i) de Operaciones, Claudio Sougarret.

El diseño de la sala permite que los procesos estén en línea, sincronizados de forma oportuna para que las y los trabajadores que telecomanden desde este centro, logren maximizar la operación completa en cada uno de sus procesos.

En este sentido, Raúl Valdés, jefe de control de la Concentradora, quien tiene más de 40 años de experiencia laboral, se sumó al cambio y se encuentra aprendiendo la operación remota con mayor tecnología. “El cambio es grande,  trabajábamos en la consola de la Concentradora y ahí teníamos vibración, nos cambió la vida con esto. Ahora tenemos compañeros de la mina subterránea, de Molibdeno, Filtros y Tostación (Mofito) entre otras unidades, lo que facilita la vía de comunicación y con esto podemos tener la solución mucho más rápido” dijo. 

Tecnología para la minería del futuro

El CIO es parte también de los procesos que se desarrollan en la Mina Subterránea. Aquí trabajadores y trabajadoras especializadas telecomandarán la producción manejando a distancia los camiones de transporte y descarga LHD semiautónomos, que operan en el nivel de producción, pasando por los sistemas de chancados y el sistema de correas hasta llegar a la planta. En adelante sigue la secuencia del proceso en Concentradora, Fundición y Refinería. Todo desde un solo lugar, gracias a la fibra óptica para lograr la confiabilidad del sistema de control. Imagen foto_00000001

En este sentido, el director de la vicepresidencia de Tecnología de Información y Automatización, Luis Báez, enfatizó que “esto es relevante para las áreas productivas, para que ellos puedan aumentar los niveles de automatización, teniendo un control de los procesos y así disminuir la variabilidad. Estamos acostumbrados a trabajar en silos y esto busca mejorar eso, que los resultados los consigamos entre todos”. 

Es así, que la alianza estratégica entre las diferentes unidades de negocio de Chuquicamata van incorporando la  tecnología, modernizando los procesos y empujando a la división hacia la vanguardia de la industria, lo que es necesario para que la Transformación de Chuqui, se cumpla en términos productivos, de costos y seguridad.