» Acceso proveedores » Acceso trabajadores » Canales de denuncia » Transparencia activa
División avanza en diversidad de género

50 mujeres aprendices se incorporan a Chuquicamata

El programa contempla seis meses de capacitación general y específica de las áreas de operaciones y mantenimiento.

Viernes 26 de enero de 2018
COMPARTIR
  • Linkedin
  • Facebook
  • Twitter
Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir

Imagen foto_00000002

Respaldando el compromiso que tiene la Corporación con la diversidad de género, Chuquicamata dio oficialmente la bienvenida a 50 jóvenes mujeres, de entre 18 y 24 años. A través del programa Aprendices, tendrán la posibilidad de ampliar las proyecciones de ingreso al mundo laboral en minería, puesto que recibirán un entrenamiento en distintas materias, conociendo en terreno los valores y los procesos de la división.

Durante tres meses, las Aprendices se desempeñarán en diversas áreas. Gran parte de ellas cuentan con una formación técnica profesional en mantenimiento en electricidad y mecánica, entre otras disciplinas mineras.

Por primera vez el Programa Aprendices se focaliza sólo en la incorporación de mujeres jóvenes en Chuquicamata, según destacó el gerente general de Chuquicamata, Mauricio Barraza. “Buscamos la integración de la mujer al mundo laboral minero que por décadas ha sido liderado por hombres, esto quiebra esa tendencia y valora la capacidad de las mujeres y la igualdad de condiciones que debimos tener siempre. Es un periodo de capacitación técnica teórica donde podrán llevar a la práctica todo lo aprendido, con ello se certifican sus conocimientos y competencias y así se puedan desarrollar en cualquier empresa minera y si está la posibilidad, en Codelco”, precisó.

Además el ejecutivo señaló que, Chuquicamata tiene como meta certificarse este año en la Norma Chilena 3262, por lo que busca conciliar la inclusión y la igualdad de género de tal manera que estos programas sean permanentes. 

Luis Galdames, gerente de Recursos Humanos de Chuquicamata, destacó que con esta iniciativa no sólo se busca incorporar a más mujeres en el rubro minero, sino que también fortalecer sus competencias y certificarlas. “Tenemos la lógica de la transformación, por eso buscamos la preparación técnica de mantenimiento y control. La idea es que las jóvenes conozcan nuestras necesidades de servicios y nuestra realidad, ya que en dos años cerraremos la mina Chuquicamata a rajo abierto, por eso las proyecciones están dirigidas hacia el mantenimiento, la mecánica, área eléctrica y electrónica”, dijo. 

Incorporación de jóvenes al mercado laboral.

El gobernador de la provincia el Loa, Eduardo Ochoa, destacó la iniciativa. “Esto releva el rol social para capacitar a las jóvenes de Calama, para que conozcan el negocio de la minería. Esto les permitirá un futuro laboral en minería que requiere de más inclusión.

Parte de esos desafíos están establecidos en normas que ha implementado la Presidenta Michelle Bachelet, por lo que esperamos que esta sea una grata vivencia con miras a un mejor futuro”.

Daniel Agusto, alcalde de Calama, expresó que “reconozco la buena intención y la disposición que ha tenido Codelco para desarrollar este programa Aprendices. Se trata de 50 personas que tendrán nuevas experiencias que les permitirá tener una visión más amplia del mercado, les entregará otra visión donde cada una de ellas podrá ir encontrando su vocación profunda. Es una gran oportunidad, por lo tanto valoro la iniciativa que espero marque las vidas de las jóvenes”.

Seguridad el principal valor 

En la ceremonia de bienvenida, las Aprendices recibieron un casco de seguridad con una placa que lleva su nombre, de esta manera, el ingreso a Chuquicamata demuestra el compromiso de incluir en su experiencia valores como el autocuidado, inserto en la cultura de seguridad que busca la división. 

Con alegría y orgullo algunas seleccionadas del programa comentaron sentirse privilegiadas con esta oportunidad. Una de ellas es Gisel González de 23 años, “esta es una oportunidad que muchos quisieran. Yo salí de un liceo científico humanista y hace poco terminé mi carrera y no tengo experiencia laboral, así que esto me ayudará mucho para mi futuro”.

Imagen foto_00000001

También Yeimi Mamani comentó cómo vive este nuevo paso. “Soy técnico en mecánica y esta es una oportunidad que se centró sólo en las mujeres, por lo tanto, me parece muy bonita la experiencia. Estoy ansiosa de comenzar a aprender, porque estos seis meses, desde ya son un motor para seguir estudiando y esforzándome por lo que quiero”, expresó.

Finalmente, Yamilet Tapia  también valoró la iniciativa. “Soy de Antofagasta y al ser de otra ciudad me siento mucho más considerada. Soy mecánica y operadora de camiones. Estoy feliz de hacer algo que representa a las mujeres porque es difícil y esta es una oportunidad muy valiosa”, manifestó.