» Acceso proveedores » Acceso trabajadores » Canales de denuncia » Transparencia activa

Vecinas de la comunidad de Puchuncaví reciben certificado de curso de gastronomía

COMPARTIR
  • Linkedin
  • Facebook
  • Twitter
Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir

Imagen foto_00000001"Gracias a este curso podré emprender mi propio negocio gastronómico y seguir aprendiendo de lo que más que gusta, cocinar". Graciela Hurtado es oriunda de Puchuncaví y al igual que sus 14 compañeras, fielmente asistió a sus clases de cocina por más de 50 días, durante 200 horas de lunes a viernes.

Con gran entusiasmo Graciela señala que para ella este hito forma parte importante de su vida, y no es para menos, ya que recibió su certificado tras aprobar el curso "Ejecución y Control de Producciones Gastronómicas" dictado por la Escuela de Alimentos de la PUCV en conjunto con Codelco Ventanas. "Para mí este curso significó mucho porque hay cosas que no sabíamos y que aprendimos aquí. Fue un curso que me hizo sentir, con mis compañeras y profesores, como si nos conociéramos de toda la vida. Veníamos todos los días de las ocho y media hasta las dos de la tarde, con todas las ganas y entusiasmo por aprender. Ahora a emprender y a seguir progresando en lo personal y también en conjunto con la comunidad".

La sede de la Junta de Vecinos de Los Maitenes fue el lugar donde día a día ponían a prueba sus dotes culinarios y fue allí donde se llevó a cabo la emotiva ceremonia de entrega de certificados.

Gerardo Sanchéz, Gerente FURE participó de dicha actividad destacando el llevar a cabo cursos de formación en apoyo a la comunidad. "Me impresiona mucho lo contentos y felices que están cada una de las alumnas y el orgullo que sienten de haber hecho una actividad de formación con auspicio de una casa de estudios importante como la Católica, con un proceso formal, con una ceremonia de titulación que no tiene nada que envidiarle a otras. Cuando parecen sueños, ideas y creatividad, no hay que dejarlos pasar y es por esto que esperamos que resulte todo bien y al menos tener uno, dos o varios emprendimientos gastronómicos. Si eso no es así, todas ellas aprendieron nuevas habilidades y capacidades que pueden aprovechar en su vida en general."

Por su parte, Eduardo Valdebenito, instructor del curso de cocina dijo estar muy satisfecho con el trabajo realizado. "Estoy orgulloso de mis alumnas y por el resultado de este curso. Nos hemos encontrado con algunas que ya están emprendiendo, ya tienen algunos negocios vistos, e incluso algunos ya puestos en marcha, así que estoy feliz. Estos cursos deben seguir porque las comunidades, sobre todo como éstas, necesitan un apoyo que significa entregarles más educación, ampliaron sus conocimientos, su comunicación, su círculo de amistades y ahora tienen mucho más contacto. Es mucho más accesible para ellas emprender de manera independiente."

Empanadas gourmets, torta mil hojas y de panqueques, paninis y hasta sushi, fueron parte de la celebración del cierre del curso gastronómico, que distingue e incentiva al grupo de vecinas de Puchuncaví a poner las manos en la masa también fuera de la cocina de casa, porque nunca es tarde para seguir aprendiendo.