Operaciones

» Acceso proveedores » Acceso trabajadores » Canales de denuncia » Transparencia activa
En auditoría de seguimiento de la norma

Radomiro Tomic mantiene su certificación en la Norma Chilena 3262

Luego de la auditoría, la división logró cero no conformidades en la revisión de su Sistema de Gestión de Igualdad de Género y Conciliación (SGIGC).

Martes 10 de septiembre de 2019
COMPARTIR
  • Linkedin
  • Facebook
  • Twitter
Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir

Imagen foto_00000001

La igualdad de género y la conciliación de la vida laboral, familiar y personal implican necesariamente un proceso de transformación cultural en todos los estamentos de la organización, proceso en el que día a día se avanza en Radomiro Tomic y que se ve reflejado en la segunda auditoría de seguimiento del Sistema de Gestión de Igualdad de Género y Conciliación (SGIGC) -que plasma la Norma Chilena 3262-, donde esta división del Distrito Norte de Codelco fue nuevamente recomendada para mantener la certificación obtenida en 2017.

Durante la auditoría se logró un sobrecumplimiento de 1% en lo requerido por el proceso, lo que manifiesta el compromiso demostrado en Radomiro Tomic para la transformación cultural. Para Belem Jara, auditora de Aenor Chile, “logramos el objetivo de ver todo lo que nos interesa para valorar cómo se mantiene el sistema, que es el objetivo principal de esta auditoría: determinar si el sistema realmente les sirve, si les permite avanzar en temas de igualdad de género y conciliación y sí, pudimos ver, verificar y valorar de manera positiva este proceso”. 

“El sistema se ha mantenido e incluso ha tenido progresos en varios de sus aspectos. Nosotros creemos que ha habido avances y lo muestra que en esta auditoría no hemos identificado No Conformidades”, señaló el auditor Líder de Aenor Chile, Alejandro Penabad.

Dentro del Mapa Estratégico de Radomiro Tomic, se destaca como una propuesta de valor el desarrollar los valores de la diversidad, la inclusión y la conciliación en sus lugares de trabajo, acentuando también el desarrollo y empoderamiento de equipos de trabajo constructivos, diversos, competentes y comprometidos con la visión divisional. 

Para la gerente de Recursos Humanos, Carolina Lomuscio, esta auditoría “ha sido un proceso que ha convocado a múltiples áreas dentro de la organización y que, sin duda, refleja un trabajo en equipo de los diferentes responsables y de las áreas involucradas, pero que se ve reflejado en última instancia en el entendimiento de este sistema por cada uno y cada una de quienes trabajamos en la división”.

Más conocimiento y mayor compromiso

Los resultados obtenidos evidencian los progresos que ha logrado Radomiro Tomic en su camino hacia el cambio cultural dentro de la organización, donde el gerente general Lindor Quiroga, es el Líder del SGIGC y potencia esta transformación al reconocer que el cambio parte desde las personas. 

“Da cuenta del nivel de compromiso, de conocimiento, de incorporación y adaptación de los esfuerzos que ha hecho la gente, cada uno de nosotros, por entender algo que parecía muy lejano, pero que hoy día es parte de los desafíos de transformación cultural”, manifestó Iván Jofré, director de Transformación y Comunicaciones, y Representante del SGIGC de Radomiro Tomic.

Para la integrante de la Dirección de Transformación y Comunicaciones, Paula Alvarado, mantener la certificación representa una base inicial para lograr la recertificación en 2020: “tenemos este piso que es un cimiento importante. Hoy día hay que seguir construyendo sobre él y, siendo así, los desafíos que vienen son bastante altos porque ya no es solamente hablar de género, diversidad, sino que tenemos que seguir avanzando en temas más amplios como la diversidad sexual”.

El próximo año Radomiro Tomic vivirá su primer proceso de recertificación de la Norma Chilena por la Igualdad de Género y Conciliación Laboral, Familiar y Personal, temáticas que ya están fuertemente instaladas en toda la organización y donde se entiende que se debe superar el cumplimiento de lo normativo, reconociendo que la igualdad, la equidad, el respeto y la conciliación tienen que ver más con el entendimiento y la convicción de que generarán una mejor calidad de vida, al producir ambientes de trabajo más gratos, positivos y productivos.