Prensa

» Acceso proveedores » Acceso trabajadores » Canales de denuncia » Transparencia activa

Pulsos eléctricos: los nuevos aliados de la minería

La clásica imagen de rocas explotando podría ir perdiendo protagonismo como ícono de la industria minera. Esto porque en Codelco una nueva tecnología de fragmentación por pulsos eléctricos está siendo testeada con bastante éxito.

Lunes 1 de octubre de 2018
COMPARTIR
  • Linkedin
  • Facebook
  • Twitter
Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir

La alianza con la innovación por la que apuesta Codelco está llegando a cada etapa del proceso productivo de la mayor productora de cobre en el mundo. Durante la fase inicial de extracción del material, por ejemplo, se ha recurrido a nueva tecnología para enfrentar la creciente presencia de  rocas primarias a medida que aumenta la profundidad de los depósitos.

Imagen foto_00000001

Hasta ahora la manera de enfrentar este asunto era recurrir a los explosivos. Sin embargo, esta imagen tan recurrente en minería tiene un trasfondo de alto riesgo para las personas a cargo de la manipulación de explosivos y de importantes gastos operacionales, dado el tiempo asociado a las interferencias de operación. Además, la consecuente proyección de material genera daños en los equipos e infraestructura y contaminación en el ambiente.

Por eso, entra en escena una nueva tecnología de fragmentación de rocas que se enfoca en la aplicación de pulsos eléctricos: descargas de alta energía en intervalos de tiempos muy pequeños, cercanos al micro-segundo. En la práctica, esta operación consiste en la perforación cilíndrica de la roca, la cual se rellena con agua para instalar en su interior electrodos que generan ondas de choque lo suficientemente fuertes como para fragmentar la roca.

La utilización de estos pulsos eléctricos se encuentra en una etapa avanzada de validación industrial, por lo que se espera que en los próximos meses se valide su aplicación a nivel operacional y sea una realidad en los procesos extractivos de Codelco aportando seguridad, continuidad operacional y mayor productividad.