» Acceso proveedores » Acceso trabajadores » Canales de denuncia » Transparencia activa
Conocieron otro enfoque de la prevención

Primer sudamericano en conquistar el Everest dictó charla motivacional a la supervisión de Chuquicamata

El montañista Christian García Huidobro entregó un claro mensaje de cómo el autocuidado, el trabajo en equipo y la seguridad son fundamentales para lograr las metas.

Lunes 20 de marzo de 2017
COMPARTIR
  • Linkedin
  • Facebook
  • Twitter
Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir

Imagen foto_00000002

Una forma distinta de motivar a los asistentes, a través de un potente mensaje respecto al liderazgo y la seguridad, fue lo que recibieron los supervisores de Chuquicamata que llegaron a un encuentro en el que conocieron la experiencia del primer chileno en conquistar varias de las montañas más grandes del mundo, entre ellas el Everest y el K2 del Himalaya.

La reunión comenzó con una reflexión de seguridad que recalcó la importancia de una buena planificación, pues de esa forma se reducirán las probabilidades de accidentes. Una jornada que se selló con un compromiso a viva voz de los supervisores, para liderar en terreno y asegurar que los trabajos se hagan como corresponden y que las personas lleguen sanas a sus casas.

La seguridad es transversal

Tomándose de este último punto, ​Christian García Huidobro, ingeniero civil, relator y montañista, narró su experiencia explicando parte de sus hazañas y haciendo una analogía con el trabajo en equipo y el concepto de seguridad que deben tener quienes laboran en la minería, tal como ellos lo hicieron para alcanzar las cumbres que sobrepasan los 8 mil metros de altura en la montañas más alta del mundo y retornar sanos y salvos a sus hogares.

A medida que fue contando su historia, el relator ligó distintas situaciones que se viven en este deporte extremo con las que tiene la propia explotación minera, recalcando que en cada paso debe existir la certeza que se hace con todas las medidas preventivas necesarias y que no se vulneren los principios de seguridad, pues hacerlo significaría la diferencia entre vivir o morir.

“Es la primera vez que veo una charla de este tipo en la división y me pareció excelente. Nosotros tenemos hartos desafíos en seguridad y ejemplos como los que mostró este deportista nos hace tomar sentido de lo que debemos hacer”, valoró Cristian Retamal, ingeniero de programación y control de la gerencia de Proyectos.

Hernán Barría, médico de Salud Ocupacional, agregó que “la experiencia contada y la forma de homologarla a nuestro trabajo me parece interesante y muy motivador. Me quedé con su mensaje relacionado a que la seguridad debe estar en nuestro ADN, actuando de forma segura, planificando, verificando y atreviéndonos a innovar para llegar a la meta”.

Apuntar a la excelencia

Para entender la seguridad de este modo, el relator explicó que deben sentir pasión por lo que hacen, ya que de esta forma no encontrarán obstáculos, sino que oportunidades de mejora. Así también entenderán que el trabajo en equipo es crucial para alcanzar los objetivos que esperan como división.

Este mensaje, que estuvo ligado a la transformación que enfrenta Chuquicamata, fue lo que tomó Christian Toutin, gerente general (s), quien cerró la reunión con un llamado a cumplir el rol de supervisores, terminar las tareas inmediatas y apuntar hacia las actividades de liderazgo que permitan volver a  ser la división más importante de Codelco.

“Nos queda de marzo a diciembre para lograr cosas distintas y hacer bien la pega. Lo dijo el relator, la mejor división de la historia ha sido Chuquicamata. Yo creo en eso, y tengo un sentimiento de que Chuquicamata puede escribir cosas diferentes. Pero depende de cada uno de nosotros y en cómo nos preparemos para eso. Los invito a subirse a este plan y como si fuésemos a subir el Everest, logremos alcanzar las metas que nos hemos propuesto”, finalizó el ejecutivo.