» Acceso proveedores » Acceso trabajadores » Canales de denuncia » Transparencia activa
Fueron invitados por trabajadores de Codelco Andina

Niños de Diego de Almagro adelantaron su navidad en Los Andes

Más de 70 personas, entre alumnos y apoderados de la escuela de fútbol Pasión de Multitudes, participaron en encuentros deportivos y una tarde recreativa. El vínculo surgió en la campaña de ayuda tras los aluviones que afectaron a Atacama en 2015.

Miércoles 14 de diciembre de 2016
COMPARTIR
  • Linkedin
  • Facebook
  • Twitter
Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir

 

Imagen foto_00000001
Niños de Diego de Almagro fueron invitados a campeonato de fútbol organizado por sindicatos y grupos mineros

Pocos pudieron conciliar el sueño en los días previos, mucho menos en el viaje que los trasladó más de 900 kilómetros para cumplir un sueño: jugar fútbol fuera de su tierra. "Más allá del encuentro deportivo, para ellos esto es un regalo de navidad", comentó Leopoldo Gaitán, director de la escuela de fútbol Pasión de Multitudes de Diego de Almagro.

Durante el pasado fin de semana, 40 niños de esta localidad, afectada por los aluviones de mayo de 2015, visitaron la provincia de Los Andes, invitados por trabajadores de Codelco Andina. El vínculo, estrechado durante el envío de ayuda de los sindicatos y grupos mineros de la compañía, aún persiste, y permitió llevar a cabo esta actividad, donde se enfrentaron a los equipos infantiles de la escuela de fútbol de El Higueral (en el polideportivo de Andina) y del Club Estrella Central de San Esteban (en su cancha), además de una tarde recreativa en el centro de eventos César de San Felipe y una visita al Santuario de Sor Teresa de Los Andes.

"La hemos pasado muy bien, me gustó venir a Los Andes", dijo Martín Gallegos, de la sub 7. "Para los chicos esto fue lo máximo", agregó Nelly Zapata, entrenadora de esta misma serie. En el viaje también estuvieron presentes más de 30 papás y mamás, quienes durante todo este año han trabajado para sacar adelante a la escuela tras los aluviones que destruyeron gran parte del poblado. "Este viaje ha sido muy emocionante para todos", afirmó la apoderada Roxanna González.

 Amigos dentro y fuera de la cancha

Hugo Delgado, supervisor de la Gerencia de Servicios, destacó el aporte de más de cien trabajadores de los sindicatos Industrial de Integración Laboral (SIIL) y Unificado de Trabajadores (SUT), además de los grupos mineros 2 y 4, amigos y familiares de trabajadores y otras entidades. Varios de quienes aportaron incluso ayudaron a esperar a los pequeños futbolistas con almuerzo y un recibimiento a la altura de sus expectativas, en una actividad que también reunió a esposas e hijos de los trabajadores.

"Era un desafío grande poder trasladar a una delegación de 70 personas que viajaron 900 kilómetros para llegar hasta acá. Los chicos están felices, y esa es la ganancia que esperábamos de esto", señaló Delgado, quien además agradeció la colaboración de César Herrera y Rodrigo Zapata, del centro de eventos César, en la tarde recreativa de los niños. Guillermo Alfaro, operador del grupo 2 de la mina subterránea, valoró que "para nosotros es muy importante apoyar a los niños, fomentando el compañerismo y el deporte".

La escuela trajo a tres series, con niños y niñas desde los 4 años, quienes tuvieron su primera experiencia deportiva fuera de la Región de Atacama. Constanza Barraza, de 10 años, comentó que "lo que más me gustó de los partidos es que no hubo tanta rivalidad y nadie peleó. Estábamos entre amigos". Hugo Astorga, arquero de la escuela nortina, se mostró feliz por la experiencia: "Estábamos ansiosos por el viaje, preguntando cuánto faltaba a cada rato. Lo único que queríamos era jugar".

En la primera jornada, el rival fue la escuela de fútbol El Higueral de San Esteban, cuyo proyecto social también es apoyado por un grupo de trabajadores de Codelco. Rigoberto Meza, monitor de esta escuela, señaló que "estamos felices de compartir con los niños del norte, hemos participado con mucho entusiasmo". Nicolás Quiroz, jugador de la sub 7 del club sanestebino, demostró el espíritu que reinó durante el encuentro: "lo más importante es que  todos nos divertimos".