• Plan de acción Coronavirus
  • » Proveedores » Trabajadores/as » Canales de denuncia » Transparencia activa

    La variable crítica de División Ministro Hales

    COMPARTIR
    • Linkedin
    • Facebook
    • Twitter
    Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir

    Con una inversión total de US$ 2.200 millones -la mayor realizada en la historia de Codelco en un proyecto, División Ministro Hales es el primer proyecto estructural de Codelco que entra en etapa de ejecución y cuya puesta en marcha se estima para fines de 2013.

    Imagen foto_01

    Sin embargo, junto a sus innumerables ventajas, este  proyecto enfrenta un importante desafío: está ubicado a 3,5 kilómetros de Calama. Esta cercanía con la ciudad ha convertido al control del material particulado en una “variable crítica para nosotros”, sostiene Francisco Balsebre, gerente de Mina de División Ministro Hales. Para enfrentarla, Roberto Pastén, superintendente de mina de la nueva división, explica que se han puesto en marcha variadas iniciativas.

     

    Una de ellas consiste en el monitoreo constante de las condiciones atmosféricas de la zona donde se ubicará el rajo, lo que permitirá gestionar y planificar la hora adecuada para realizar las tronaduras. Una de las ventajas concretas de este sistema de monitoreo se centra en la conexión en tiempo real que tendrá con el sistema de control de la flota minera, permitiendo que la descarga de material estéril de los camiones mineros se realice de acuerdo a la dirección del viento.

     

    Paralelamente, en el ámbito de la prevención, se está trabajando en varios frentes:

     

    Estabilización de caminos: Construcción de caminos y vías de acceso, por una inversión cercana a 1,2 millón de dólares. Estas vías se estabilizarán con bischufita, compuesto salino que genera una carpeta sobre el polvo, evitando su dispersión.

     

    Plan de humectación: Posterior a la implementación de la estabilización de caminos, se trabajará en la puesta en marcha de un plan de humectación para caminos y pretiles mineros.

    Uso de polímero: En forma paralela, se está evaluando el uso de un polímero para caminos con pendientes mayores a un 5%, para evitar posibles resbalamientos de vehículos. Esta solución ofrece mejores condiciones para el frenado y detención de los mismos.

     

    Regadío de zonas tronadas: Luego de realizada la tronadura y la consecuente generación de plataformas, estas últimas serán regadas con agua para humectar las partículas de tierra y, con ello, minimizar la generación de polvo por efecto del carguío. En esta misma ruta, se estudia la opción de mezclar el agua con algunos aditivos, que permitan mitigar el polvo de forma más eficiente.

     

    La División también está estudiando el uso de las siguientes alternativas:

     

    Turbinas: Consiste en usar turbinas o sistemas presurizados de agua y aire a presión para controlar el polvo. La División está a la espera de pruebas que realizarán mineras de la región para evaluar su uso.

     

    Arcos de riego: Esta novedosa iniciativa consiste en construir arcos en las entradas de los botaderos para que cuando ingresen los camiones, el material sea humedecido antes de la descarga.

     

    Plan humectación talud de botaderos: Considera colocar una capa salina para mitigar el polvo en zonas del botadero que hayan alcanzado sus límites de diseño por efecto del viento.

     

    Un nuevo modelo de monitoreo continuo

    Como en toda industria, la minería goza de los beneficios que ofrece la innovación y, en esta línea, División Ministro Hales no está ajena. El modelo de monitoreo continuo que implementará le permitirá supervisar y registrar las condiciones atmosféricas de la zona donde se ubicará el rajo, posibilitando así la identificación, planificación y recomendación de la hora adecuada para realizar las tronaduras.

    Junto a lo anterior este modelo facilitará la evaluación de las medidas de mitigación ambiental comprometidas a nivel interno como con la autoridad ambiental, en función de los planes de humectación.

    Una de las ventajas concretas de este modelo proyectivo se centra en la conexión en tiempo real que tendrá con otros sistemas implementados a nivel operacional, entre los que se destacan el Sistema de Control de Flota Minera. Esta sintonía fina permitirá que los movimientos de material a través de los camiones mineros, tanto de carga como de descarga, se realice de acuerdo a las condiciones meteorológicas (dirección del viento), minimizando con ello la dispersión de polvo natural en operaciones mineras.