Prensa

  • Plan de acción Coronavirus
  • » Proveedores » Trabajadores/as » Canales de denuncia » Transparencia activa
    En fase de prueba

    GSSO y GSAE trabajan en implementación de un nuevo sistema de pronósticos meteorológicos aplicados al medioambiente

    La iniciativa optimiza la gestión de alertas meteorológicas en área operacionales claves como la Mina Rajo y el Tranque en Huechún y además implica un ahorro de costos, al ser desarrollada por personal propio de la división.

    Jueves 30 de diciembre de 2021
    COMPARTIR
    • Linkedin
    • Facebook
    • Twitter
    Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir

    Imagen foto_00000001

    Compromiso con el medioambiente, creatividad y un conocimiento detallado sobre las condiciones meteorológicas presentes en la Mina Rajo, son parte de las características del trabajo que están realizando las Gerencias de Seguridad y Salud Ocupacional y de Sustentabilidad, para implementar un nuevo sistema de pronósticos meteorológicos aplicado al medioambiente en la división.

    Se trata de una iniciativa que está en su fase final de prueba, tras aproximadamente nueve meses de diversos análisis, y que fue ideada y desarrollada por personal propio de Andina, concretamente de la Dirección de Estudios de Vulnerabilidades y Emergencias (DEVE), en coordinación con el área de Sustentabilidad.

    Además de sus ventajas operacionales, al entregar información previa, durante y después de un evento, este nuevo sistema responde a los lineamientos divisionales y corporativos de ahorro de costos, al ejecutar con personal propio una labor que hasta ahora se realizaba contratando a una empresa externa.

    Características

    Ricardo Cárdenas, ingeniero especialista de la Gerencia de Sustentabilidad y Asuntos Externos, explicó que "llevamos trabajando en paralelo con la página del pronóstico oficial y realizando nuestros propios pronósticos, con el objetivo de desarrollar un producto más personalizado y con un alto nivel de certeza. Además de buscar más oportunidades de desarrollo, considerar otras variables adicionales para entender de mejor manera los fenómenos atmosféricos, y también nuevos pronósticos que puedan ayudar a alertar fenómenos ambientales que afecten a nuestra división".

    "Este trabajo conjunto nos permitió personalizar la información que enviaremos a las áreas operativas, porque el otro sistema que nos entrega aún el servicio externo, es automático y no tiene detrás un equipo de profesionales permanentemente. El programa toma la información, la procesa y la presenta en una tabla, pero no entrega nada más adicional, como sí lo hace la DEVE con este nuevo sistema", agregó el profesional.

    También valoran esta iniciativa los integrantes del equipo de meteorología de la división, como Enrique Vergara y Esteban Cueto, quienes han realizado un gran esfuerzo para sacar adelante esta iniciativa.

    "Es un sistema de pronóstico de vientos que tiene tres focos principales. Por una parte hacemos el pronóstico ante posibles riesgos de presencia de material particulado hacia la comunidad cercana al Tranque de Huechún; además medimos la dirección e intensidad del viento en la Mina Rajo, pensando en la protección de los glaciares y en la misma Mina, monitoreamos la estabilidad atmosférica que repercute en la concentración de material particulado en suspensión", explicó el meteorólogo, Esteban Cueto.

    Luis Gallardo, ingeniero especialista de la DEVE, agregó que "este es un avance importante porque está en línea con reducir costos y además nos permite poner toda nuestra expertiz al servicio de la división. Somos un equipo de meteorólogos con muchos años de experiencia, conocemos la meteorología del rajo y tenemos interacción directa con nuestros colegas de la Mina y de Huechún".

    Al respecto el profesional también destacó que "con este nuevo pronóstico vamos más allá, nadie nos había pedido esto, pero pensamos en que podíamos ahorrar y tener un mejor producto y eso es lo que nos ha movido como dirección".

    De esta manera el equipo de Andina da una muestra de proactividad y compromiso, buscando el gran objetivo de poder aplicar este nuevo sistema de monitoreo de vientos y estabilidad del aire, aportando al cumplimiento tanto medioambiental como productivo de la división.