» Acceso proveedores » Acceso trabajadores » Canales de denuncia » Transparencia activa

Exitoso cambio de la correa más extensa de El Teniente

Tras una planificación de meses, en los plazos establecidos, sin incidentes y ocupando tecnología de punta, se llevó a cabo una de las tareas más complejas del proceso de mantención general que acaba de terminar esta División de Codelco.

Miércoles 18 de enero de 2017
COMPARTIR
  • Linkedin
  • Facebook
  • Twitter
Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir

 

Imagen foto_00000002
La correa 212 es la más extensa de la Gerencia de Plantas y tiene 1.550 metros de largo.


Un súper carrete de 85 toneladas de peso y 7,5 metros de diámetro se podía observar a metros de distancia en el área de Chancado Secundario, donde una de las principales tareas que El Teniente realizó como parte de su detención general para el mantenimiento de equipos fue el cambio de la correa 212, la más extensa de la Gerencia de Plantas, que tiene 1.550 metros de cinta.

Se trataba de un desafío mayor puesto que el último cambio de esta correa se realizó en el año 2006, con métodos e intervenciones que no se ajustaban a los actuales requerimientos, entre ellos los plazos.

“Se trata de un equipo estratégico para la Gerencia de Plantas ya que es la correa que conecta chancado secundario con la molienda convencional. La correa 212 tiene 1.550 metros de cinta, por lo que su cambio implicaba un desafío mayor desde el punto de vista técnico, logístico y de seguridad”, explicó Héctor Montanares, ingeniero de mantenimiento de Chancado Secundario.

“Optamos por la utilización de equipos traccionadores y enrolladores. Para ello fue necesario diseñar, fabricar y construir una plataforma sobre la correa 212, junto con un súper carrete capaz de contener la totalidad de la cinta. Esta estrategia nos permitió pasar la correa en menos de 10 horas y en forma segura, ya que elimina la exposición de los trabajadores a las maniobras de tiro riesgosas”, agregó.

Hace 10 años, las labores de planificación y del cambio mismo podían extenderse hasta por dos meses. Hoy, esto se redujo a una semana de tareas previas más 40 horas de detención de la planta, sin que la construcción de la plataforma que soporta los equipos y carretes afectara la continuidad del proceso ni la producción.

“Este es el cambio de correa más importante que se ha hecho en El Teniente y también uno de los cambios con mayor tecnología en el mercado minero. Es el segundo carrete más grande que se construye en Chile y estamos orgullosos, fue un proceso intenso que llega a buen término con un trabajo bien hecho y a la primera”, señaló Montanares.

El superintendente de Mantenimiento Planta, Erwin Schmidt, destacó que el cambio se haya realizado sin daños a las personas ni las instalaciones gracias a un nuevo estándar que debiera establecerse a futuro para este tipo de tareas.

“No tuvimos incidentes tanto en la construcción de la plataforma, en los preparativos y en el cambio mismo. La gente trabajó con tranquilidad, el equipo de chancado cauteló siempre la seguridad y me parece una labor destacable. Me llena de orgullo el trabajo hecho aquí, es una tarea de ingeniería mayor y logramos completarla con éxito”, evaluó.

En tanto, el gerente General de El Teniente, Mauricio Larraín destacó el compromiso de todos quienes participaron en éste y otros  procesos de la mantención general que acaba de terminar la división. “Llevamos adelante los últimos días de diciembre y los primeros días de enero un proceso de mantención general que incluyó mina, planta y también algunos procesos de la fundición, que se planificó por meses”. “Ha sido un trabajo arduo y bien hecho que nos deja mejor preparados para los desafíos que tenemos por delante. Hemos cumplido el objetivo de hacerlo sin accidentes, en los plazos establecidos, menos de 10 días, sin afectar nuestras metas de producción”, dijo Larraín.

 

Trabajo bien hecho

Juan Pozo, mecánico experto, coordinador correas transportadoras Chancado Secundario: “Es un cambio positivo porque se mejoró el sistema. Antes había cinco rollos y debíamos plegarlos. Necesitábamos casi un mes y medio de anticipación, se requería mucho más personal y había más exposición. Con esto mejoramos en tiempo y disminuimos la cantidad de personas que participan de la tarea y, lo más importante, es un trabajo bien hecho y seguro”.

Manuel Ortega, maestro mayor Maestranza Roche: “Nos tocó hacer todo el preparativo que involucra montaje, armado mecánico y el cambio de correa en sí. Esta mecanización es una mejora importante ya que el desgaste del trabajador es menor y en seguridad evita la exposición. Es un orgullo haber participado de esta tarea, en especial porque fue un trabajo bien hecho: sin accidentes y a la primera”.

Hugo Arratia, mecánico especialista Chancado Secundario: “Antes se plegaba la correa en el camino que va por el costado, lo que implicaba un mes y medio de trabajos previos con mucha gente, con equipos, con caminos de acceso cortados. Ahora las labores previas específicas para el cambio de la correa se hicieron en una semana. Ganamos en cuanto a tiempo y a recursos, sin olvidar el gran aporte en seguridad”.