Prensa

  • Plan de acción Coronavirus
  • » Proveedores » Trabajadores/as » Canales de denuncia » Transparencia activa

    El equipo sicológico y de asistencia social que contiene emocionalmente a los contagiados de coronavirus

    El grupo formado por sicólogos y asistentes sociales apoyará a los trabajadores y trabajadoras que son diagnosticados como positivos, o como contactos estrechos o de bajo riesgo a la espera de resultados.

    Jueves 18 de junio de 2020
    COMPARTIR
    • Linkedin
    • Facebook
    • Twitter
    Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir

    Imagen foto_00000001

     Un llamado telefónico y la angustiosa espera comienza a llegar a su fin. Al otro lado del auricular se escucha el resultado que durante días nadie quiere escuchar: "positivo de Covid-19". De un momento a otro, la persona pasa de ser un mero espectador a uno de los protagonistas de la más grande pandemia de los últimos 100 años.

    Miedo, rabia, tristeza, angustia son algunas de las posibles reacciones ante un diagnóstico confirmatorio de coronavirus. Con el propósito de dar un primer auxilio psicosocial, Ventanas creó el "Equipo de contención Covid-19", que busca ser el primer apoyo emocional, ya sea ante un diagnóstico positivo o la calificación como contacto estrecho o de bajo riesgo en espera de resultados.

    El grupo está conformado por los psicólogos Pablo Orellana, Nicolás Cubillos, Lily Valdés y Viviana Castro; además del asistente social Óscar Rojas, quienes son asesorados por el médico Gonzalo Munilla. "Nuestra labor consiste en otorgar a las trabajadoras y trabajadores el sostén emocional primario, la contención inmediata, justo en el momento en que su primer resultado de testeo rápido sale positivo. La idea es estar con ellos desde el inicio, para que se sientan siempre acompañados y reciban orientación. No es atención clínica. No estamos facultados para ello, pero estamos entrenados para acompañar, orientar y contener a nuestros compañeros y compañeras ", señala Pablo Orellana, líder de dicho comité.
    Asimismo, dicho seguimiento continúa de manera telefónica cuando los casos sospechosos se realizan su examen PCR. En caso de confirmación, es el asistente social quien sigue acompañándolos.

    "La intervención psicológica durante un evento no deseado ofrece herramientas para afrontar situaciones de crisis. Por eso, antes de aplicar los primeros auxilios psicológicos nos familiarizamos con el entorno en el que vamos a trabajar, para saber qué ocurrió. Para esto nos comunicamos con los integrantes del equipo y nos coordinamos", señala Nicolás Cubillos.

    Los casos más frecuentes ante este tipo de noticias son el miedo a infectar a los seres queridos, el temor al rechazo y el sentirse observado(a) por los demás, lo que, con el tiempo, puede derivar, incluso, en un cuadro depresivo. Por ello, el apoyo psicosocial resulta primordial para quienes viven el contagio, cuya mortalidad en nuestro país llega a 1,6%.

    En una segunda etapa, se espera la capacitación de monitores de contención, con el propósito de que sean los propios trabajadores y trabajadoras los encargados de entregar la ayuda necesaria a sus colegas, en los momentos en que más se necesita de una mano amiga.


    Codelco