» Acceso proveedores » Acceso trabajadores » Canales de denuncia » Transparencia activa
A través de becas laborales

Distrito Norte de Codelco da vital impulso al desarrollo de la micro empresa local

Representantes de este importante sector productivo se capacitaron para potenciar la comercialización de sus productos.

Jueves 21 de diciembre de 2017
COMPARTIR
  • Linkedin
  • Facebook
  • Twitter
Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir

Imagen foto_00000003

El trabajo para potenciar el desarrollo de pequeñas y pequeños micro empresarios de Calama, no se detiene. A través de un programa de becas laborales, el Distrito Norte de Codelco generó una nueva instancia de capacitación, en la que un grupo de beneficiarios que representan a este sector, aprendió a comercializar de mejor manera sus productos.

Las y los micro empresarios se interiorizaron, por ejemplo, en calcular valores fijos y variables; evaluar las necesidades del mercado y en vender sus productos a mejores precios, además de valorar cada detalle, teniendo en cuenta el diseño, la técnica y la materia prima.

“Estamos potenciando la empleabilidad y el capital humano de las personas, y sobre todo, ayudando a las pequeñas y pequeños empresarios de la zona para que puedan fortalecer aún más su actividad y su calidad de vida. El programa de becas laborales nos permite apoyar esta labor y seguir cumpliendo parte relevante de nuestros compromisos socio ambientales, en el marco de la gestión comunitaria”, destacó el gerente distrital de Asuntos Comunitarios y Sustentabilidad, Claudio Flores. 

Experiencia de los beneficiarios 

Patricia Quezada, tejedora de Calama comentó que: “el curso me ha servido mucho porque nos ayuda a ordenarnos, a valorar la dedicación y el tiempo. La idea es recuperar lo invertido permitiendo que separemos las utilidades  y sobre todo sentir que lo que hacemos es importante, que es una habilidad que no todos tienen”. 

Otra de las artesanas beneficiadas, Romualda Pérez, también destacó la oportunidad de aprender. “El curso ayuda a salir adelante, sobre todo porque se aprende a sacar costos. Yo soy de Lasana y hago té de zanahoria, queques de zanahoria y betarraga, pan amasado y con estos talleres he podido ver que se han mejorado los ingresos, porque se valoriza todo el proceso y cuando eso pasa, el cliente también lo aprecia”, concluyó.