» Acceso proveedores » Acceso trabajadores » Canales de denuncia » Transparencia activa
Actividad dirigida a líderes divisionales

Comité ejecutivo de Chuquicamata conoce y analiza nuevo Sistema Operativo de Mantenimiento

El SOMA se está implementando a nivel corporativo y tomó herramientas de C+ para darle vida a algunos de sus componentes.

Lunes 20 de agosto de 2018
COMPARTIR
  • Linkedin
  • Facebook
  • Twitter
Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir

Imagen foto_00000001

Bajo la consigna de que los cambios siempre son positivos y a ellos hay que sumarse, el comité ejecutivo de la División Chuquicamata participó en una reunión enmarcada en el programa corporativo Líderes C+, para analizar y conocer los alcances del Sistema Operativo de Mantenimiento (SOMA), que plantea un nuevo enfoque en la gestión de los activos y cuya implementación ha comenzado paulatinamente en las divisiones.

Esta actividad es parte de una serie de encuentros dirigidos a los y las líderes divisionales, y tanto la asistencia como sus conclusiones han sido muy positivas, según señaló el director corporativo de Mantenimiento, Freddy Lara. “Han participado más personas de las que teníamos contempladas y eso muestra mucho interés en avanzar en el mantenimiento, que es un tema fundamental para mejorar la performance de nuestras operaciones y la producción”, aseguró.

El SOMA incorpora una visión mucho más amplia del mantenimiento, pues tomando como guía la proactividad, estandariza los procesos y ahonda en la planificación y programación, además de incorporar los activos a proyectos de mantenimiento y revisar en forma permanente el plan matriz y el plan estratégico que aborda esta materia.

Chuquicamata tiene una experiencia reciente y exitosa en este ámbito en la Gerencia Concentradora, donde gracias a la creación de una estructura organizacional dedicada al mantenimiento y a la incorporación de planes, estándares y herramientas como el Ciclo T, han mejorado el tiempo y la calidad de los procesos. “Hemos tenido resultados bien potentes al respecto; mantenciones que hemos podido disminuir del orden de un 15 a 20 por ciento la duración del mantenimiento e incluso seguimos con oportunidades para seguir disminuyendo”, manifestó Claudio Sougarret, gerente Concentradora.

Otro punto importante es que SOMA y C+ están muy relacionados, pues ambos crean una estructura para el seguimiento, despliegue, análisis y aprendizaje de las actividades que se realizan en la Corporación y SOMA a su vez tomó herramientas del sistema de gestión C+ para armar algunos de sus componentes, como, por ejemplo, la estructura de las reuniones, los diálogos de desempeño y las resoluciones de problemas. 

En definitiva, los dos instrumentos suponen un cambio cultural en Codelco, cuyo éxito, según Benjamín Gareca, gerente de Transformación de Chuquicamata, pasa por el convencimiento y compromiso de las personas de traducir su aplicación en resultados para el negocio. “Es necesario que en esta mesa el comité ejecutivo esté convencido y alineado para poder empujar y facilitar estas tareas en la organización. Eso va a hacer a su vez que las siguientes capas de la línea administrativa, los superintendentes, la supervisión y las y los trabajadores también tengan mayor claridad de los focos, las prioridades y se puedan entusiasmar y sumar a este esfuerzo”, indicó.