Comisión de Minería de la Cámara baja sesionó en Calama

Viernes 5 de septiembre de 2014

Parlamentarios compartieron con representantes de Chuquicamata y la dirigencia sindical, interiorizándose de los principales temas que marcan la agenda en la división.

Calama, 5 de septiembre de 2014.- Los integrantes de la Comisión de Minería de la Cámara de Diputados, tuvieron una extensa jornada en la zona. Se reunieron con representantes de la división y la dirigencia sindical, para conocer diversos aspectos de cara al futuro de esta emblemática división de Codelco.

Los parlamentarios visitaron en primer lugar el Mirador de Mina Chuquicamata, donde fueron recibidos por la administración y realizaron un saludo a los trabajadores. Posteriormente sostuvieron un encuentro con la administración en dependencias de la Gerencia General, para luego trasladarse al proyecto Quetena. Finalmente se reunieron con representantes de la Dirigencia Sindical, en instalaciones del Sindicato de Trabajadores N°2.

Imagen foto_00000004
Parlamentarios de la comisión de Minería de la Cámara de Diputados, representantes de la Administración de Codelco y de las organizaciones sindicales en el Mirador de Chuquicamata 

 

 

Uno de los planteamientos que conocieron los parlamentarios en esta visita de trabajo, es que Chuquicamata vive su declinación como operación a rajo abierto debido a los altos costos de operación y a dificultades técnicas para operarla de manera segura y sustentable. En este sentido se apuntó a que la empresa ha sido responsable en enfrentar de manera anticipada el declive productivo de todos sus yacimientos, diseñando proyectos mineros rentables que le permitan mantener su competitividad y continuar entregando recursos al Estado.

Agotamiento del yacimiento Mina Sur

Ante el inminente agotamiento del yacimiento de Mina Sur, la división presentó las opciones técnicas y laborales para enfrentar este escenario. En este contexto se presentó los antecedentes técnicos y económicos del proyecto Quetena, el que si bien tiene una cantidad importante de recursos mineros, éstos son de muy baja ley y de una composición mineralógica que, con la actual estructura de costos, hacen inviable su desarrollo.

"Yo no voy a embarcar a la división en una aventura cuyo retorno es incierto o que tiene una alta probabilidad de generar pérdidas. No puedo embarcar los recursos del Estado en esto". "En este sentido, debemos ser responsables y responder a la confianza que nos entregó la Presidenta de la República con la capitalización", explicó el gerente general de Chuquicamata, Juan Carlos Avendaño.

El agotamiento del yacimiento exige atender los asuntos relacionados con los trabajadores que hoy trabajan en esas faenas. "Tenemos planes de reconversión y reinserción en funciones que la empresa evalúa internalizar, los que debemos revisar en detalle para concordar las mejores condiciones que nos permitan satisfacer los intereses de los trabajadores junto con los requerimientos de productividad y costos que necesitamos. Además existe el Plan de Egreso Mina Sur para trabajadores, el que ya tiene financiamiento y fue consensuado en su oportunidad con la dirigencia sindical y se encuentra vigente", dijo Avendaño, quien recordó que Codelco cuenta con un completo plan de cierre para estas operaciones. También recordó que con anterioridad Chuquicamata ya ha vivido estos procesos de cierre y reconversión a otras áreas operacionales, como fue el caso del cierre del Horno Vertical en la Refinería; así como el cierre de la Planta Preco y la Planta de Tostación, en la Concentradora.

Proyecto Chuquicamata Subterráneo

En la oportunidad la Administración señaló que el proyecto Mina Subterránea avanza según los plazos establecidos y por ende, se sigue consolidando como la gran transformación de Chuquicamata, que deberá iniciar la explotación de grandes reservas mineras en 2019, aportando del orden de 340 mil toneladas anuales de cobre fino por los próximos 38 años. Al respecto Avendaño señaló "esperamos seguir operando un Chuquicamata eficiente, productivo y que entregue excedentes para Chile, durante el proceso de conversión a minería subterránea, y por muchos años más".

La posibilidad de explotar las fases 51, 52 implica iniciar un preestriping o movimiento de tierra sin minerales el año próximo, con un alto costo en uso de equipos y cero aumento de producción; actividades que llevarían a posponer la puesta en marcha del proyecto subterráneo en al menos 4 años, lo que como consecuencia posterga también los altos retornos del proyecto.

La Administración recordó que la mina subterránea es la única forma de que Chuquicamata siga aportando excedentes al Estado, aproximadamente mil millones de dólares anuales, por las próximas cuatro décadas.

Diálogo

Juan Carlos Avendaño valoró positivamente estos espacios de conversación, y el interés de los trabajadores, los parlamentarios y los líderes de opinión de aportar propuestas para mejorar estos proyectos de negocio.

Al finalizar, el gerente de Chuquicamata expresó que Codelco siempre estará disponible a compartir esta información, así como se hizo hoy con los integrantes de la comisión. "Estamos abiertos a escuchar y evaluar propuestas, velando siempre por la sustentabilidad del negocio minero y cautelando el interés de todos los chilenos. Y siempre estaremos disponibles para construir el mejor caso de negocios para Codelco y para el país.

Noticias por Operación

Archivo histórico