» Acceso proveedores » Acceso trabajadores » Canales de denuncia » Transparencia activa
Trabajo colaborativo con Asociación “Khuska Ñañakuna Wawqikuna”

Codelco Distrito Norte pone en valor la cultura de los pueblos originarios en zonas urbanas

Mapuches, Rapa Nui, Lickan Antay, Diaguitas, Quechuas, Aymaras son parte de este exitoso proyecto de los Fondos Concursables del Distrito Norte, que rescata la identidad ancestral.

Jueves 24 de mayo de 2018
COMPARTIR
  • Linkedin
  • Facebook
  • Twitter
Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir

Imagen foto_00000001

La Asociación Consejo Indígena Migrantes Urbanos “Khuska Ñañakuna Wawqikuna” cerró un proyecto que tuvo como objetivo rescatar la identidad de los pueblos ancestrales en las zonas urbanas.

Esta iniciativa -ganadora de los fondos concursables 2017- fue apoyada por el Distrito Norte de Codelco, que dentro de sus ejes de desarrollo comunitario, da un espacio importante a los pueblos originarios, reconociendo sus particularidades, respetando sus intereses, formas de organización, costumbres y modos de vida.

Esta asociación buscó relevar la identidad indígena y mantenerla viva, a pesar de estar asentados en la ciudad. Es por ello que realizó una serie de actividades durante el año como talleres sobre la cultura Aymara, Mapuche y Rapa Nui, además de una feria itinerante por Calama y San Pedro de Atacama.

Generar espacios para que los pueblos originarios puedan desarrollarse en el territorio es un eje principal para Codelco. En este sentido, el director de Comunidades y Medioambiente Leonordo Herrera explicó que “Este proyecto buscó poner en valor lo que es la cultura y el patrimonio de los pueblos originarios. De tal manera, de traer sus costumbres y cultura para que puedan ser compartidas por las etnias de Atacama La Grande y Alto Loa”.

El proyecto contempló la visita de exponentes de distintos pueblos indígenas, quienes además de presentar su cultura y artesanía realizan un intercambio cultural y estrechan lazos con las demás comunidades.

“Estas ferias son una instancia para poder compartir con gente de otros pueblos, de otros lugares y también hacer trueque entre nosotros. Ojalá que se siga repitiendo”, comentó el expositor del pueblo Diaguita Iván Torres.

Otro gran impulso que tuvo este proyecto es incentivar a las nuevas generaciones que valoren su cultura y la conozcan. Así manifestó Alejandrina Ayavire presidenta de la Asociación “Khuska Ñañakuna Wawqikuna”, quien dijo que esta muestra también busca “estimular a los hijos y los nietos que no se pierda, rescatar la identidad y dejárselo a las generaciones futuras para que sigan adelante, a pesar de vivir en la zona urbana”.

De esta forma el Distrito Norte de Codelco dio un nuevo impulso a la preservación de la cultura originaria, lo cual forma parte relevante de sus ejes estratégicos de gestión comunitaria.