» Acceso proveedores » Acceso trabajadores » Canales de denuncia » Transparencia activa
Emotiva ceremonia

Club Social y Deportivo Maestranza Central celebró 80 años de vida

En el encuentro homenajearon a socios que a lo largo de los años han destacado en diversos ámbitos.

Viernes 22 de septiembre de 2017
COMPARTIR
  • Linkedin
  • Facebook
  • Twitter
Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir

Imagen foto_00000002

El 15 de septiembre de 1937 comenzó a escribirse la historia del Club Deportivo y Social Maestranza Central. Una organización que nació bajo el alero de esta área de Chuquicamata y que, actualmente, continúa transmitiendo su legado al renovar su compromiso de servicio con la división y la comunidad.

Son 80 años de trayectoria y vivencias en los que esta agrupación se ha encargado de realzar la identidad y el orgullo de pertenecer a un área en la que el trabajo en equipo es esencial al momento de reparar una pieza dañada o dar vida a una nueva y que de esta forma no se detenga la producción.

Sin embargo, este grupo de trabajadoras y trabajadores también destaca por su gran espíritu solidario, puesto que organizan y aportan en obras sociales y en sus memorias mantienen importantes logros deportivos que lucen orgullosos en sus dependencias. 

Así lo destacó el gerente de Servicios y Suministros, René Galleguillos, quien dijo que “esta celebración es muy importante, porque marca un hito con la razón de ser de este equipo. Cuando nació este club fue con el objetivo de incentivar la vida familiar, el trabajo en equipo. Que se haya mantenido en el tiempo es un logro de todos ustedes. Este club es el sustento para las nuevas generaciones y demuestra que no sólo venimos a trabajar, sino que también forjamos amistades y aunamos esperanzas para crear sueños colectivos que nos hacen más felices”. 

La ceremonia de conmemoración estuvo marcada por profundas muestras de cariño hacia el club y al área en la que desarrollan sus labores. Instancia que también fue aprovechada para premiar a cuatro socios: Pedro Reyes, por su trayectoria deportiva y Luis Cepeda, como socio más colaborador. Mientras que por ser el miembro más antiguo, la distinción fue para Alberto Gutiérrez.

Este último, no escondió su emoción al recordar sus 43 años en Codelco y 42 en la Maestranza, convirtiéndose así en el socio más longevo del club. “Fue una sorpresa, porque no pensé que era tan antiguo y es como si fuera ayer cuando entré a la empresa a mis 19 años. Sigo con las mismas energías, con el mismo ímpetu y es muy satisfactorio, a través de esta ceremonia, recordar a mis compañeros más antiguos, aquellos que vibraban con esta Maestranza, en lo deportivo y en el trabajo”.

En tanto,  también se galardonó a Ubaldo Soto por ser el socio nuevo, quien tendrá la misión de preservar la tradición del club para que no desaparezca. “Es un orgullo estar acá. La idea es seguir el legado para que no se pierdan estas actividades y como deportivo seguir avanzando”.