Prensa

  • Plan de acción Coronavirus
  • » Proveedores » Trabajadores/as » Canales de denuncia » Transparencia activa

    Chuquicamata Subterránea realizó última tronadura del macrobloque central con cinco meses de anticipación

    El líder de este equipo, Nicolás Jamett, superintendente de Operaciones de la Mina Subterránea, destaca que este acontecimiento significará “un tremendo impacto en el negocio. Hace sólo 18 meses empezamos y con este primer logro ya nos desafiamos con los otros macrobloques”.

    Martes 3 de noviembre de 2020
    COMPARTIR
    • Linkedin
    • Facebook
    • Twitter
    Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir

    Imagen foto_00000001

    El trabajo coordinado entre trabajadores propios y colaboradores ha permitido un alto desempeño en la mina subterránea, ratificando el compromiso y responsabilidad con Chile.

    Compañerismo y satisfacción es lo que se percibió en el ambiente previo a la última tronadura del macrobloque central de la Chuqui Subte. El hito se adelantó cinco meses a lo presupuestado, consolidando así el trabajo en equipo, la planificación, el aprendizaje y la transformación como caminos efectivo para cumplir con las metas de la división para seguir contribuyendo al crecimiento del país.

    Desde su primera tronadura, en febrero del 2019, ha significado un aprendizaje constante respecto del manejos de las rocas y la geomecánica de la nueva mina.


    Fuerza de mujer y reconvertidos

    Imagen foto_00000002

    La jefa de turno de Nivel Hundimiento, María José Rojas, coordinó todos los detalles de la última tronadura, algo inédito para la historia de Chuquicamata. "Es un orgullo estar participando de este hecho tan relevante para el proceso que viene", dice.

    Otro aspecto relevante de este acontecimiento histórico, en el marco de la transformación, es que se llevó adelante con trabajadores(as) que aprendieron a hacer labores distintas, porque cuentan con la experiencia del rajo y ahora operan en la mina subterránea.

    Entre ellos, Julio Briceño, operador de Carguío y Tronadura quien afirma que son "pioneros; fuimos capacitados para asumir este desafío y es una experiencia espectacular, con muchas enseñanzas en todo sentido".

    Michael Ildefonso, operador de carguío y tronadura comentó: "Estamos muy contentos de ser un aporte al país, por estar en un proceso que sin duda será por muchos años uno de los mejores de extracción de mineral subterráneo a nivel mundial".

    El apoyo de las empresas colaboradoras también ha sido fundamental para este logro de la división. Y en representación del equipo, Marcelino Cortés, capataz en minería de la empresa Astaldi –quien hizo la preparación para la tronadura con los explosivos– expresa que se siente "orgulloso y feliz de los trabajadores y las trabajadoras a quienes hoy represento".