Operaciones

» Acceso proveedores » Acceso trabajadores » Canales de denuncia » Transparencia activa
La Transformación es hoy

Chancado Primario y SAE Chuquicamata desafían la tecnología con cámaras que vigilan los procesos

Migraron el sistema de control para integrarse a la futura mina subterránea e incorporaron un nuevo circuito de cámaras HD para vigilar el proceso.

Viernes 23 de noviembre de 2018
COMPARTIR
  • Linkedin
  • Facebook
  • Twitter
Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir

Imagen foto_00000001

El Chancado Primario de la Gerencia Mina será el nexo entre la explotación de Chuqui Subterránea y la Concentradora. Un rol protagónico que comienza a tomar más fuerza, al convertirse en un eje fundamental del próximo proceso productivo que comenzará a vivir la división.

En este contexto, es que la Superintendencia de Automatización y Electrónica (SAE), de la Gerencia de Servicios y Suministros,  con el apoyo de la Gerencia de Proyectos, realizaron la migración e integración de un renovado sistema de control que dará mayor confiabilidad al proceso.

Una iniciativa que según expresó Jean Furnes, ingeniero jefe de la SAE, nació desde los principios de la Transformación “Así Somos”. “Estamos implementando estas mejoras para maximizar la seguridad de las personas, la confiabilidad de los procesos, mejorar la producción y disminuir los costos. Todo esto, en el marco de la transformación y en cómo nos hacemos cargo, porque siempre hay una mejor forma de hacer las cosas y porque nuestro aporte es clave para lograr los resultados entre todas y todos”.

La innovación 

El proceso implicó un cambio de hardware y software que maneja todas las variables del Chancado Primario, pasando de un sistema obsoleto, a uno de última generación de menor costo y que asegura la continuidad operacional.

Asimismo, se renovó el sistema de cámaras de control de procesos, pasando de 10 a 80 cámaras de alta definición con grabación por 30 días y con un monitoreo desde cinco puntos de observación, los que ayudarán a controlar la exposición de las personas a la sílice. 

Del mismo modo se implementó una sala de control centralizada (Bigdata Control), que acoge toda la información del sistema de control y que fue pensado, creado y armado por ingenieros y trabajadores especialistas de la SAE.

“Esto es un gran avance y uno de los muchos pasos que debemos dar para el éxito de la trasformación. Hay muchos actores para lograr estos resultados y es clave el compromiso, la colaboración, el trabajo en equipo y darle una vuelta a cómo se hacen las cosas”, destacó el superintendente de Chancado Primario, Rodrigo Heller.

Dejar de trabajar en silos y fortalecer el trabajo en equipo fue vital para impulsar esta renovación. Así lo destacó el gerente de la Mina, Aldo Jofré, quien comentó que “la importancia de esta actualización, es mejorar los estándares actuales de una operación de más de cien años y crear sinergias entre la Gerencia de Servicios y Suministros (GSS) y la Gerencia  Mina. Crear esos lazos permite que los equipos se sientan orgullosos de los logros, como por ejemplo, ver una sala de control con un estándar actual de la industria”. 

Del mismo modo, el superintendente de la SAE, Jaime Tapia, también valoró el trabajo realizado indicando que, “el proyecto considera un principio de la Transformación que ya estamos internalizando y que será parte de nuestra cultura.  Se trata del ‘pienso a largo plazo. La sostenibilidad del negocio la hacemos hoy’. En este sentido, la SAE tiene dos grandes desafíos: primero, dar continuidad de marcha a los procesos que son de nuestra responsabilidad y, segundo, ser aliados estratégicos de nuestros clientes, apoyándolos con nuestro conocimiento experto en desarrollar nuevas tecnologías, se alcancen los objetivos y en el futuro se supere”, dijo. Estas migraciones a los sistemas de control que se realizaron en la gerencia mina, específicamente en el Chancado Primario, tienen el objetivo de estar preparados con los sistemas de control para integrarse a los nuevos procedimientos tecnológicos de la Mina Subterránea”.