Prensa

  • Plan de acción Coronavirus
  • » Proveedores » Trabajadores/as » Canales de denuncia » Transparencia activa
    Permite dar continuidad al monitoreo geotécnico de faenas que operan en condiciones extremas

    Adaptación tecnológica realizada por División Andina abre alternativa para el monitoreo de taludes en condiciones extremas

    Gracias al trabajo en equipo entre la Superintendencia de Geomecánica y la Dirección de Innovación, Andina logró adaptar tecnologías que permitirán reemplazar a los prismas de monitoreo geotécnico de taludes en rajo y botaderos. Lo anterior, dado que producto de las condiciones climáticas extremas de la División no era posible tener continuidad de monitoreo en el periodo invernal, debido a que los prismas quedaban cubiertos con las nevadas.

    Jueves 10 de marzo de 2022
    COMPARTIR
    • Linkedin
    • Facebook
    • Twitter
    Disminuir Fuente Aumentar Fuente Imprimir

    Imagen foto_00000002

    Luego de casi dos años de trabajo en una prueba industrial, se espera que durante el segundo semestre de este año comience la implementación definitiva de una nueva tecnología en sensores inalámbricos de desplazamiento para los taludes de la Mina Rajo. Esta innovación será posible gracias a la colaboración multidisciplinaria de la Dirección de Innovación y la Superintendencia de Geomecánica, quienes requerían una solución que diese continuidad al monitoreo, aportando a la seguridad de las personas que se desempeñan en la mina.

    Esta innovación responde a una solicitud que levantó el 2020 la Superintendencia de Geomecánica, producto de que el método tradicional de monitoreo mediante teodolito/prisma no tenía continuidad durante el año, producto de al quedar cubiertos de nieve, no era posible medir su posición y por lo tanto la deformación del terreno. Lo anterior obligaba a reinstalar anualmente todos los prismas de monitoreo, con el consiguiente costo asociado y permitiendo obtener datos no más de 6 meses al año.

    Frente a esta situación comenzó la búsqueda de un nuevo sistema, que fuese capaz de adaptarse a las condiciones climáticas y geográficas en Andina. Luego de un proceso de búsqueda, se determinó que ninguno de los principales proveedores de la industria, tenía una tecnología que permitiese resolver este problema.

    Fue entonces cuando un grupo de graduados pertenecientes a la Dirección de Innovación asumió el desafío y fue a mirar más allá, encontrando una alternativa utilizada para monitorear el entorno de las rutas por donde circula el tren subterráneo de Londres y en embalses en Brasil. Así lo explica Fernando Ortiz, Superintendente de Geomecánica de la Gerencia de Recursos Mineros y Desarrollo. "Se encontró un proveedor que ocupaba sensores de inclinación inalámbricos que permitían transformar la inclinación en desplazamiento. La gracia es que eran capaces, por diseño o al menos por especificación, de transmitir desde un metro bajo la nieve y seguir mandando datos durante el invierno", comentó.

    El resultado final fue aún mejor de lo esperado, ya que durante el año 2020 los sensores estuvieron cubiertos por más de 3m de nieve y nunca se perdió la comunicación, entregándose datos en forma continua durante todo el año.

    El desafío de incorporar esta tecnología era grande para la Superintendencia, ya que no estaba creada para medir desplazamiento sino que inclinación. Tampoco estaba pensada para medir taludes en la industria minera, si no que obras civiles. Por lo que durante estos dos años estuvieron adaptando el software de monitoreo, para que los sensores entregasen datos precisos y efectivos frente a las necesidades de seguridad de la mina.

    Desde la Dirección de Innovación están satisfechos con haber logrado esta adaptación de tecnología que no tan solo podrá ser usada en Andina, sino en toda la industria minera. Así lo comentó Zinthia Oportus, ingeniera especialista del proyecto. "De este proyecto lo que más destaco es esta innovación con sentido. Fue el usuario el que levantó su necesidad y nosotros con nuestros mecanismos de conexión con el ecosistema de innovación y tecnologías los ayudamos y ahora podemos decir que somos capaces de cerrar esa brecha y aportar a la seguridad de nuestra operación".

    El objetivo de la Prueba de Validación/Desarrollo Industrial se logró satisfactoriamente y se espera que desde el segundo semestre del presente año comience la instalación de estos nuevos sensores en todo el rajo, con foco particular en los botaderos.

    Los resultados de este proyecto demuestran que el trabajo en equipo por un objetivo común, y el desafiarnos a ir más allá de los limites conocidos a través de la innovación son la clave para la Transformación que Andina necesita.