Visita a Suecia de equipo técnico de EA244 abre necesidad de incorporar cambios en la forma de operar

Seis representantes de la Corporación, pertenecientes a Codelco División Andina y a la Vicepresidencia de Proyectos, pudieron apreciar in situ las aplicaciones prácticas de Centros Integrados de Operación (CIO) operativos en distintas industrias del país europeo y conocieron la gestión del cambio realizada en la minera Boliden-Aitik, que vivió un proceso de expansión similar al proyectado por EA244 en el Aconcagua.

La visita se realizó en el marco del trabajo que la empresa IFA está desarrollando en el diseño e implementación de un Modelo de Gestión Operacional (MGO) de alta eficiencia para el Proyecto Expansión Andina 244, por lo que el objetivo estuvo centrado en validar sus beneficios en industrias suecas de diversa índole.

Imagen foto_00000001

Así, los profesionales Pedro Molinet, Juan Carlos Aguayo y Gabriel Pereira, de parte de División Andina; y Óscar Andrade, Jaime Morales y Luis Sepúlveda, de la Vicepresidencia de Proyectos, conocieron la experiencia de empresas no mineras como SJ (con un Centro Integrado de Control de Tráfico de Trenes en Suecia), ABB (con una plataforma de control integrado 800xA), SAAB Security (con Combitech) y la Siderúrgica SSAB.

El recorrido principal se realizó en Boliden-Aitik, minera a rajo abierto de cobre con plata y oro surgida en 1930, que hace 3 años materializó un proyecto de expansión similar al que vivirá Andina con el EA244. Está ubicada mil kilómetros al norte de Estocolmo, su vida útil está planteada hasta 2030 y tiene un nivel de tratamiento de mineral cercano a las 100 mil toneladas diarias.

Dentro de los aspectos generales que más resaltaron en la operación de la planta, los profesionales de Codelco destacaron la disciplina organizacional, la rigurosidad en el cumplimiento de la planificación, los altos estándares de diseño y construcción y el énfasis en el orden y limpieza de todos los espacios de la mina y planta , tanto industriales como administrativos.

En cuanto al Centro Integrado de Operación de la planta, llamó la atención el control de procesos a distancia, con información única, la toma de decisiones centralizada que se realiza desde la sala de control y el control en terreno por medio de teléfonos celulares smartphones.

Adicional a estos aspectos, los profesionales señalaron que otro factor relevante está dado por el alto número de participación de mujeres dentro de los procesos operacionales en las industrias y que en Aitik llega al 45%. Respecto de este punto, el Gerente de Proyectos de Expansión Andina 244, Enzo Caracci, afirmó que "la participación de las mujeres en la industria vive un aumento sostenido y eso se va a dar también en Chile, ya que las mujeres tienen potencial y habilidades que los hombres no poseen, y ambos se pueden complementar perfectamente".

Imagen foto_00000002

Así, muchos de los puntos que quedaron en la retina de los ingenieros que visitaron distintas instalaciones de diversas empresas suecas estuvieron unidos por un factor en común: La cultura al interior de las organizaciones.

El ingeniero de proyectos de División Andina, Juan Carlos Aguayo, se refirió a este aspecto y señaló que "nos llamó la atención el empoderamiento desde las administraciones superiores hacia la gente y eso no sólo lo vimos en Aitik sino también en la empresa de ferrocarriles y la siderúrgica, que no tienen tecnologías impresionantes pero sí equipos de trabajo muy potenciados".

El Superintendente de Procesos de la Gerencia de Proyectos de Desarrollo de Codelco Andina, Pedro Molinet, coincide con este punto y asevera que "no existe brecha tecnológica, prueba de ello son las instalaciones del CIO actual que tenemos, por lo que están dadas todas las potencialidades técnicas para que diseñemos lo que queramos y a nuestra medida. Lo importante es visualizar que estamos frente a un proyecto de gestión que genera un quiebre fundamental en la forma de hacer las cosas y que lleva asociado cambios en la estructura organizacional de nuestra División, o sea, exige realizar cambios profundos a los paradigmas que nos rigen en la actualidad".

En este mismo sentido, Aguayo explicó que el funcionamiento de la planta futura debe estar planteado desde el empoderamiento de los trabajadores, de manera que se logre tener una mayor productividad de la mano de obra, haciendo la salvedad de haber trabajado previamente en un sistema planificado, con las mantenciones correspondientes y las holguras necesarias en su operación. "En Aitik pudimos darnos cuenta que ellos trabajan basados en la confianza y, en este sentido, si en una planta hay 12 operadores y la planta presenta alguna falla operacional, ellos saben perfectamente que esos trabajadores pondrán la planta en marcha nuevamente, y que si no lo consiguen los van a llamar", graficó Aguayo.

Enzo Caracci también se refirió a la brecha cultural que se vislumbra entre la operación de las minas en Chile respecto de Suecia y expresó que "pudimos reconfirmar que el aspecto cultural es crucial para el buen desarrollo de las operaciones, desde el orden de las plantas hasta la productividad, pasando por gente con más responsabilidades; podemos lograr el cambio en este sentido, ya que además debemos considerar que con el tiempo nosotros también hemos ido avanzando: hace 20 años la minería era otra, entonces ahora tenemos que mirar 20 años hacia adelante y cómo nos vamos a proyectar en ese escenario".

El Jefe de Evaluación Económica de la cartera de Proyectos Andina, Óscar Andrade, engloba la experiencia vivida en Suecia y señaló que "en nuestra visita vimos que la clave del éxito pasa por la extremada disciplina no sólo referida al tema minero, en todas las industrias que conocimos se gira en torno a la perfección, cuentan con un nivel de estructura de tal magnitud que prácticamente no existe desviación entre lo planificado y lo que ocurre en la realidad; desde ese punto de vista nos enfrentamos a un desafío ya que es una nueva forma de trabajar que agrega valor y que perdura en el tiempo, independiente del paso de las generaciones".

Tras esta positiva visita que arrojó un completo informe que fue presentado al staff del Proyecto Expansión Andina 244, lo que sigue ahora es la coordinación de una serie de encuentros con un grupo de ejecutivos clave de Codelco División Andina y la Vicepresidencia de Proyectos, con el objetivo de poder consolidar una visión compartida y definir los próximos pasos para el proyecto.