"Vemos el desarrollo sustentable como un caso de negocio"

Imagen foto_01684
A la Izq. Keiko Kodama, gerente general de RSE; Fernando Almeida, presidente ejecutivo del WBCSD-Brasil, e Isabel Marshall, vicepresidenta de Excelencia Operacional, Promoción y Sustentabilidad de Codelco.

"Somos un grupo de empresarios que vemos al desarrollo sustentable como un caso de negocio", afirmó Isabel Marshall, vicepresidenta de Excelencia Operacional, Promoción y Sustentabilidad, en su ponencia acerca de la creación del Capítulo Chileno del Consejo Mundial para el Desarrollo Sustentable, WBCSD, llevada a cabo este 18 de agosto en el V Congreso de Responsabilidad Social Empresarial.

Isabel Marshall explicó la importancia de la creación de una representación chilena del WBCSD y las razones de la Corporación para participar en ella.

"Codelco pertenece a esta iniciativa global desde 2000, pero junto a otras empresas manifestamos interés de formar un capítulo chileno como una forma de potenciar el esfuerzo en un interés en común: la importancia del desarrollo sustentable", afirmó.

Señaló, además, que la responsabilidad social es una obligación ética de las empresas, sobre todo en sus respectivos países. Pero el factor más gravitante, según Marshall, es que el desarrollo sustentable constituye un buen negocio y una necesidad económica, ya que agrega valor a las empresas.

La ejecutiva llamó al resto de las empresas nacionales o extranjeras con representación en el país a sumarse a este esfuerzo, ya que participar de este grupo permitirá anticipar, por ejemplo, las tendencias que emergen en los campos sociales y ambientales a nivel mundial y que podrían tener impacto en las actividades empresariales.

"Además, les permitirá participar en el desarrollo de políticas que permitan al sector empresarial contribuir de manera afectiva al desarrollo sustentable, así como mantener un diálogo constante con autoridades y líderes sociales; y compartir mejores prácticas a través del intercambio de información con compañías líderes", argumentó Isabel Marshall.

Finalmente, la ejecutiva recordó que en la composición mundial de la WBCSD, un 45% de sus integrantes corresponde a empresas vinculadas a la explotación de recursos naturales, una realidad que se replica en el escenario chileno.