Biosigma

Planta industrial producirá cobre con bacterias en 2010

La planta de biomasa es la primera en su género en la minería mundial. La extracción con microorganismos aumentará en diez mil toneladas la producción de Radomiro Tomic, en División Codelco Norte.

Codelco producirá cobre gracias a una nueva tecnología desarrollada por BioSigma que emplea microorganismos presentes en la naturaleza. Con este objetivo, invertirá US$ 5,5 millones en una planta industrial para la biolixiviación de minerales extraídos desde el yacimiento Radomiro Tomic, en División Codelco Norte.

Imagen foto_01
Laboratorio Biosigma

 

Luego de una exitosa fase de investigación y validación tecnológica, se comenzará la producción a escala industrial de cobre, empleando la biotecnología para procesar recursos mineros complejos, lo que asegura además la competitividad de la minería chilena frente a nuevos desafíos en términos de sustentabilidad y baja en las leyes.

 

El Proyecto de Sulfuros Mixtos, impulsado por la Gerencia de Extracción y Lixiviación Norte de Radomiro Tomic, será pionero en utilizar esta nueva tecnología a nivel industrial. En estas instalaciones se procesarán cerca de 20 millones de toneladas a partir de un mineral mixto, con una ley promedio de cobre de 0.55%, en que un 69% del cobre contenido en ellos está la forma de minerales sulfurados débiles y sulfuros primarios.

 

Con la aplicación de la tecnología BioSigma habrá más producción de la que se obtendría sólo con la aplicación de la tecnología convencional de lixiviación. A ello se suman los beneficios por ahorros de ácido, aumentos en la velocidad de biolixiviación, una producción ambientalmente más limpia y segura.

 

La planta de biomasa, cuya puesta en marcha se estima para octubre de este año, es la primera en su género en la minería mundial. Está compuesta por dos biorreactores construidos de acuerdo a un diseño de BioSigma; además de instalaciones auxiliares para los sistemas de propagación, inoculación de los consorcios de microorganismos -incluyendo las bacterias patentadas Wenelen, Licanantay y Yagán- y para el control del proceso de biolixiviación, a través de tecnologías de biomonitoreo.